La Junta Electoral decide el lunes si prohíbe los «viernes sociales»

El PP y Cs han pedido que se suspendan las ruedas de prensa por electoralistas.

El PP y Cs han pedido que se suspendan las ruedas de prensa por electoralistas.

«Estén atentos todos los viernes porque las ruedas de prensa van a ser sustanciosas». Esta declaración de la titular de Hacienda, María Jesús Montero, poniendo el foco en las comparecencias posteriores al Consejo de Ministros, anticipó hace días los que después serían denominados como «viernes sociales» por el Gobierno. Esto es, el plan del Ejecutivo de sacar adelante antes de las elecciones y vía reales decretos leyes aquellas medidas de marcado carácter social de los decaídos Presupuestos Generales del Estado. Con las Cortes ya disueltas, éstas iniciativas tendrían que validarse en la Diputación Permanente del Congreso y el PP ya avanzó el lunes su oposición frontal a este extremo, anunciando su impugnación a la Junta Electoral Central (JEC). En Ferraz recibieron esta advertencia con cierta sorna, asegurando que solo el Tribunal Constitucional podría perseguir los decretos. Pero los populares no están dispuestos a soltar la presa y, conscientes del escaso recorrido de esta vía, han reformulado la estrategia, persiguiendo no ya la norma en sí, sino el formato en el que se le da publicidad, apoyándose en que una vez disueltas las Cortes, «queda prohibido cualquier acto organizado o financiado, directa o indirectamente, por los poderes públicos que contenga alusiones a las realizaciones o a los logros obtenidos».

El PP solicitó entonces a la Junta Electoral Central que tome las medidas necesarias para «suspender, durante el proceso electoral, las ruedas de prensa posteriores al Consejo de Ministros» si incluyen medidas «electoralistas» y que se «aperciba» al Ejecutivo de Pedro Sánchez sobre la posibilidad de ser sancionado en caso de incumplimiento, con una multa que puede llegar a los 3.000 euros si se trata de autoridades o funcionarios. Ciudadanos, tras mantenerse de perfil en este asunto, se sumó ayer en el último momento a esta iniciativa del PP contra el Gobierno.

La Junta Electoral Central se puso ayer en contacto con la Secretaría de Estado de Comunicación del Gobierno para que formulara las «alegaciones que entienda oportunas» antes de las 13:00 horas de hoy jueves. Desde Moncloa adelantan que esgrimirán que «han actuado en todo momento conforme a la ley» y muestran su convencimiento de que la JEC así lo estimará. Fuentes de esta institución confirmaron a LA RAZÓN que el organismo se reunirá el lunes para estudiar la petición y alegaciones presentadas por Moncloa.

Desde la Secretaría de Estado de Comunicación anunciaron que esgrimirán «los argumentos que reflejen el correcto proceder del Gobierno en el cumplimiento de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General». Fuentes de Moncloa resuelven que «las ruedas de prensa que se celebran tras los Consejos de Ministros son, desde el comienzo de la democracia, el canal oficial de comunicación del Gobierno con la opinión pública». Un canal a través del cual pueden «transmitir y explicar cada semana», por independiente del periodo de que se trate, «también en periodos preelectorales», «las medidas adoptadas por éste en el desempeño de su labor constitucional».