MENÚ
lunes 23 julio 2018
08:21
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

La tercera moción de censura fallida de la democracia

González y Hernández Mancha también buscaban el eco mediático.

  • 1980. FELIPE GONZÁLEZ CONTRA ADOLFO SUÁREZ
    1980. FELIPE GONZÁLEZ CONTRA ADOLFO SUÁREZ

Tiempo de lectura 2 min.

28 de abril de 2017. 02:53h

Comentada
Andrés Bartolomé 28/4/2017

La democracia española sólo ha vivido dos mociones de censura y, en ambos casos, su propósito ha sido más mediático que de reemplazo con posibilidades reales del gobierno en el poder. Al estilo de la puesta en escena de Pablo Iglesias ayer en el Congreso de los Diputados.

Desde la aprobación de la Constitución en 1979, la primera de esas mociones la promovió el PSOE contra Adolfo Suárez en 1980 y la segunda la planteó Alianza Popular siete años después contra Felipe González.

La moción más antigua en el tiempo tuvo al entonces secretario general del PSOE como candidato propuesto para la Presidencia del Gobierno. Al no contar con los diputados suficientes para que prosperara, lo que quería realmente Felipe González era proyección pública, pues el resultado estaba cantado. Tras un debate de veinte horas, fue rechazada por los 166 votos del grupo parlamentario centrista, que se quedó solo, pues se abstuvieron 20 diputados. Los votos favorables fueron 152, pero faltaron 24 para conseguir la mayoría. La imagen de Suárez quedó muy tocada de cara al público, que pudo seguir el debate en directo por TVE. Dos años después, en 1982, el PSOE llegaba al poder con 202 diputados y permanecería en el Gobierno durante 14 años consecutivos.

La segunda moción de censura la presentó Alianza Popular contra el Ejecutivo socialista de Felipe González en 1987. Defendida por Antonio Hernández Mancha, estaba abocada al fracaso desde el principio, ya que los socialistas contaban con mayoría absoluta en la Cámara. Pero Hernández Mancha razona como González en su momento: necesita el cara a cara para demostrar su capacidad de liderazgo. Una estrategia que le echará en cara la oposición parlamentaria. En este caso la jugada acaba en un estrepitoso descalabro. La votación arroja los siguientes resultados: 332 votos emitidos, 67 a favor, 195 en contra y 70 abstenciones. Y Hernández Mancha en posición de salida.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs