Política

López, el único lehendakari socialista y el que más ha durado como líder del PSE

Patxi López, que hoy ha anunciado que dejará en septiembre el cargo del secretario general del PSE-EE, es el único socialista que ha conseguido ser lehendakari y el que más tiempo ha ocupado el máximo cargo de los socialistas vascos, en el que ha cumplido doce años.

Patxi (Francisco Javier) López Álvarez nació el 4 de octubre de 1959 en Portugalete (Bizkaia) en el seno de una familia socialista y por su casa pasaron durante la clandestinidad dirigentes del PSOE como Felipe González, Joaquín Almunia, Ramón Rubial y Manuel Chaves para reunirse con su padre, Eduardo López Albizu "Lalo", un alto dirigente de UGT fallecido en 1992.

El hijo de "Lalo"ingresó en las Juventudes Socialistas en 1975 y dos años más tarde en el PSE. Empezó la carrera de Ingeniería, pero la abandonó, apostando por su vocación política: en 1985 fue elegido secretario general de las Juventudes Socialistas de Euskadi.

Dos años después accedió por primera vez a un cargo público, en octubre de 1987, con 28 años de edad, al sustituir como diputado en el Congreso a José Antonio Saracíbar. En esa época sólo había en la Cámara baja un diputado más joven que él, el leonés José Luis Rodríguez Zapatero.

En 1997 fue elegido secretario general del PSE de Bizkaia, en sustitución de Nicolás Redondo Terreros, al que también sucedió en la secretaría general del PSE-EE en marzo de 2002.

Desde entonces se ha mantenido en el cargo y se ha convertido en el líder que más tiempo ha estado al frente de los socialistas vascos, por delante de Txiki Benegas (1977-1988) y Ramón Jáuregui (1988-1997).

Durante su mandato los socialistas vascos han conseguido los mejores resultados de su historia hasta conseguir la presidencia vasca en el 2009, gracias al pacto con el PP para desbancar al PNV, pero fue su culmen; desde entonces han bajado.

El propio López ha hecho balance de los 12 años de mandato: "fui nombrado secretario general dos días después de que ETA asesinase a Juan Priede (edil del PSE), y hoy los socialistas vascos pueden pasear sin escolta; sólo por eso merece la pena haber liderado este partido".

En el camino, "hemos hecho grandes cosas, convertimos al PSE en la primera fuerza en Euskadi, lideramos un Gobierno vasco en solitario en medio de la crisis, demostramos que se podían hacer las cosas de otra manera y hemos sido un partido imprescindible en la derrota del terrorismo de ETA, pero hoy a la sociedad vasca es diferente a la de hace 12 años".

El detonante que ha provocado su marcha han sido los resultados en las europeas, "malos sin paliativos". El PSE obtuvo 104.515 votos en el País Vasco, poco más de la mitad que hace cinco años, confirmando así un declive que ha sufrido elección tras elección en este lustro.

Ahora queda la incógnita de cuál será su futuro, si en Madrid como todo el mundo apuesta y, sobre todo, a qué cargo aspirará.

Hoy, López, de carácter abierto y trato fácil, ha bromeado sobre la insistencia de los periodistas en preguntarle sobre su futuro, pero no ha soltado prenda.

Lo que es seguro es que donde vaya le acompañará su mujer, Begoña Gil, también dirigente del PSE-EE y apoderada en las Juntas Generales de Bizkaia. No tienen hijos.

Los dos comparten afición deportiva por el Bilbao Basket y son "asiduos de sus partidos". También es socio de los clubes de fútbol Athletic y Portugalete, aunque con menor adicción.

De hecho, su gran pasión es la música, con un gusto musical que va desde Jacques Brel a Massive Attack; tiene más de ocho mil discos de vinilo y dice que le gustaría aprender a tocar la guitarra eléctrica. Para los que dudan sobre su relación con Eduardo Madina, fue el "pinchadiscos"de la boda de éste en el 2006.