Los disidentes de ETA aplauden la decisión de las FARC: “Hay que volver a las armas"

“Mientras haya voluntad de lucha, habrá esperanza de vencer”, afirman.

Anuncio de la facción de las FARC
Anuncio de la facción de las FARC

“El imperialismo ha utilizado los procesos de negociación en todo el mundo para destruir la insurgencia”, afirman.

El grupo disidente de ETA, Amnistia Eta Askatasuna (ATA), sigue dando pasos en lo, según algunos expertos, podría ser un proceso de vuelta a las actividades terroristas. En este caso, aprovechan la decisión que en este sentido ha tomado una facción de las FARC colombianas, para hacer suyo el paso que han dado y asemejarlo a la “experiencia sufrida en “Euskal Herría”.

En un escrito firmado por dos dirigentes en libertad de ATA, Yon Yurrebaso y Fermín Sánchez, se dice, entre otras cosas, que “hemos sufrido un proceso de pacificación contrainsurgente parecido al vuestro, y el resultado no ha podido ser peor: la destrucción total del MLNV, el Movimiento de Liberación Nacional Vasco, la desaparición de ETA y el regalo por la cara a nuestros enemigos españoles y franceses de las armas propiedad del Pueblo Trabajador Vasco.

"Camaradas, os escribimos desde esta experiencia amarga y dolorosa. Llevamos ya diez años haciendo frente a las consecuencias de este naufragio terrible, y aprendiendo de los fallos, errores y meteduras de pata cometidas”.

“Haciendo una autocrítica muy exigente, agregan, los independentistas y socialistas revolucionarios vascos estamos construyendo pasito a pasito otra vez el Movimiento Socialista Revolucionario de Liberación Nacional Vasco, en medio de muchos problemas y dificultades”.

Subrayan que “como en Colombia, también en Euskal Herria se aplicó la estrategia de la negociación a partir de la década de los 80, y como vosotros, nosotros también nos hemos sumergido una y otra vez en los tramposos procesos imperialistas de pacificación”.

ATA hace suyo el manifiesto de la facción de las FARC titulado “Mientras haya voluntad de lucha, habrá esperanza de vencer”, en la medida en que somos comunistas revolucionarios euskaldunes, de Euskal Herria”. “Era ya tiempo de volver a las armas, de incorporarse con los militantes que no las entregaron”. “Vuestra coordinación será un motivo de alegría para todos nosotros. Nos identificamos con vuestra decisión: mientras haya voluntad de lucha, habrá esperanza de vencer”.

“¡Camaradas, es la propia estrategia de la negociación la que es un error! La práctica de muchos años nos ha enseñado eso, no solo en Colombia y en Euskal Herria, sino también en El Salvador, Guatemala, Irlanda, Sudáfrica y en muchos otros sitios. El imperialismo ha utilizado los procesos de negociación en todo el mundo para destruir la insurgencia”.

“Sin tomar el poder político y económico, los movimientos revolucionarios estamos condenados a la derrota y a la desaparición. No hay medias tintas: o Poder Burgués o Poder del Pueblo Trabajador. ¡Socialismo o Barbarie!”.

“Os lo diremos una vez más, camaradas: aplaudimos y apoyamos vuestra decisión, pues habéis tenido la audacia, el coraje y la determinación de hacer lo que en Euskal Herria no se ha hecho. Habéis marcado un antes y un después para muchos movimientos revolucionarios del mundo, probando y demostrando que se puede salir de los procesos de pacificación imperialistas, genocidas y tramposos sin traicionar la causa de la liberación y emancipación del Pueblo Trabajador, volviendo a la lucha de modo consecuente, haciendo autocrítica y actuando con honradez”.