Los fiscales ven «falaz» vincular los cambios con «sumisión» al Gobierno

Piden en un comunicado que no se «engañe» con argumentos falsos sobre los cinco relevos

Piden en un comunicado que no se «engañe» con argumentos falsos sobre los cinco relevos

Las duras críticas vertidas desde algunos ámbitos políticos y fiscales por los recientes cambios en la Fiscalía, tres fiscales de Sala y dos fiscales superiores de tribunales superiores, han provocado la reacción de la mayoritaria Asociación de Fiscales (AF), que cuenta en el Consejo Fiscal con seis de los nueves representantes elegidos democráticamente.

En este sentido, considera que trasladar una «pretendida sumisión al Poder Ejecutivo» por haber avalado con sus votos esos cambios es «falaz y ocasiona a la Carrera fiscal un daño difícilmente reparable».

En cuanto a cinco cambios, la Asociación de Fiscales los justifica, en líneas generales, en la necesidad de abrir nuevas etapas en esas fiscalías, pero en ningún caso de relevar a sus titulares por motivos ideológicos o porque investigasen causas donde estuviesen implicados dirigentes del Partido Popular. Así, sostiene la asociación mayoritaria de fiscales que señalar que el motivo de no renovar a Manuel López Bernal como fiscal Superior de Murcia es por la investigación del presidente autonómico, Pedro Antonio Sánchez, en el «caso Auditorio» es «engañar a la ciudadanía.

«No siempre estamos de acuerdo con las decisiones del consejo, pero como miembros de la carrera respetamos su quehacer diario», señala esta asociación, que destaca que los distintos apoyos recibidos por cada una de las candidaturas demuestra que los consejeros «no actúan al dictado». Como muestra, defienden el trabajo de lucha contra la corrupción tanto del fiscal jefe de Murcia saliente como del entrante, José Luis Díaz Manzanera, quien es el que ha solicitado formalmente la imputación de Pedro Antonio Sánchez.

En cuanto al relevo al frente de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, sostiene que también se «engaña» cuando se indica que el relevo de Javier Zaragoza es por su pertenencia a la Unión Progresista de Fiscales. En este punto, se refiere a la «excelencia profesional del finalmente propuesto», Jesús Alonso –portavoz de la AF–, «quien lleva más de 18 años en la Audiencia Nacional –los tres últimos como teniente fiscal– y que ha sido un fiscal especialmente significado por ello en la lucha contra el terrorismo demás competencias de dicha Fiscalía».

Respecto al apoyo de la Asociación de Fiscales a Manuel Moix para dirigir Anticorrupción, se esgrime que ese respaldo no obedece en ningún caso a que fuese del «agrado» del Ministerio de Justicia, sino a su «larga y magnífica trayectoria profesional, su rigor jurídico y las excelentes aportaciones realizadas en el proyecto de jefatura».

Reiteran los fiscales que todos los relevos se han llevado a cabo dentro del marco estatutario y, por tanto, conforme a la legalidad orgánica del Ministerio Fiscal.

Apoyo a las novedades en la Audiencia: «Traen una organización transparente»

«Ha recibido nuestro apoyo unánime porque entendemos que tiene condiciones para dirigir y organizar esta Fiscalía dando cohesión a los fiscales de la plantilla y estableciendo relaciones fluidas con otras fiscalías; en definitiva, el proyecto que inicia Jesús Alonso en la Fiscalía de la Audiencia Nacional anuncia nuevas formas y una organización transparente». Éste ha sido el argumento principal que esgrime la Asociación de Fiscales para haber apoyado en bloque a Alonso frente a Javier Zaragoza para la jefatura de la Audiencia Nacional.

En el documento remitido a sus asociados, la AF resume el criterio sostenido por sus consejeros en las distintas plazas que estaban en juego, 35 en total, y, de forma especial, en las que se ha producido un relevo. Tras reconocer el «sincero reconocimiento al trabajo de quienes han desarrollado responsabilidades en esta nuestra institución», se analizan cada uno de los supuestos concretos.