Los Reyes visitarán Reino Unido en su segundo viaje oficial a un país europeo

Don Felipe y Doña Letizia estuvieron en Londres en 2011 para asistir a la boda entre el príncipe Guillermo y Kate Middleton
Don Felipe y Doña Letizia estuvieron en Londres en 2011 para asistir a la boda entre el príncipe Guillermo y Kate Middleton

El segundo viaje de Estado de los Reyes dentro de Europa ya tiene destino y fecha: será Reino Unido y se desarrollará del 8 al 14 de marzo del próximo año. Una visita de gran calado institucional y cargada de simbología, ya que supone el segundo país europeo al que realizan una visita de Estado desde su proclamación en junio de 2014. El primero fue Francia, un año después –pospuesto debido al accidente de avión de la compañía alemana Germanwings–. Ese mismo mes, México fue el país escogido para inaugurar Iberoamérica.

Esta visita al país con una de las monarquías más antiguas del mundo supone, además, la primera de Estado de un Rey español a Gran Bretaña desde 1986, año en que viajaron Don Juan Carlos y Doña Sofía once años después de alcanzar el Trono.

Dentro de que tanto desde Zarzuela como desde Buckingham preparan cada detalle dentro de la mayor normalidad, el ministro de Defensa británico, Michael Fallon, ya alertó de que ataques terroristas como los de París «podría pasar fácilmente en Londres», donde la amenaza es «extremadamente alta». En estos momentos se encuentra en el nivel «severo», el segundo más alto.

Cada año, en Reino Unido hay dos viajes de Estado: uno en primavera y otro en otoño, y las invitaciones las cursa el Ministerio de Exteriores. Este año, Isabel II y el primer ministro, David Cameron, recibieron al presidente de México, Enrique Peña Nieto, y a su mujer, Angélica Rivera, también en el mes de marzo, concretamente el día 3. El marco habitual establece que sean visitas de tres a cuatro días. Como inicio de programa, les recibe una guardia de honor en el campo de desfile Horse Guards Parade, que, en el caso del líder mexicano y su mujer, presenciaron junto a la Reina Isabel, el Príncipe Carlos y Camila, el primer ministro británico, David Cameron, y otras autoridades. A lo largo de esos días, el Jefe de Estado aprovechará para mantener reuniones de alto nivel, entre ellas con el «premier» David Cameron y con los líderes de los principales partidos políticos, e incluso podría darse la situación de que Felipe VI pueda intervenir ante una de las dos Cámaras.

El diario «Daily Mail» señaló, entre los objetivos de esta visita real, el de encauzar el diálogo entre ambas naciones para encontrar una solución al contencioso sobre Gibraltar. Una situación que ha provocado el distanciamiento entre ambas monarquías, originando situaciones como que Don Juan Carlos y Doña Sofía no fueran a la boda del príncipe Carlos con Diana Spencer. «Una reina anciana y un rey joven podrían ser capaces de solucionar la disputada enconada de Reino Unido y España sobre Gibraltar», aseguró el medio británico.

Otro de los asuntos que conciernen a España es el referéndum que Cameron pretende adelantar al año que viene sobre la permanencia en la Unión Europea, ya que uno de objetivos es restringir el acceso a los residentes comunitarios en Reino Unido, lo que afectaría a los aproximadamente 10.000 españoles residentes allí.

Ésta no sería la primera vez que los Reyes viajan a Londres, ya que en 2011, siendo todavía Príncipes de Asturias, se desplazaron a la isla en una visita oficial para fomentar el turismo y el intercambio comercial entre los dos países. Pero antes, en abril, acudieron, junto con la Reina Sofía, al enlace de Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton. Según informan fuentes diplomáticas británicas, el foco de los ingleses está cada vez más puesto en los duques de Cambridge, aunque la agenda del Príncipe Carlos y de Camila también sea cada vez mayor. Las mismas fuentes explican que, cuando Don Juan Carlos renunció a la Corona, la soberana llegó a plantearse seguir los pasos del Rey Emérito, pero siguió con sus funciones porque para ella «la palabra abdicación no existe».