MENÚ
domingo 20 octubre 2019
04:49
Actualizado

Los tribunales han aplicado la Prisión Permanente Revisable en el 58 por ciento de los casos en que fue solicitada

El 50 por ciento de estas condenas se han dictado este año

  • Ana Julia Quezada puede ser la primera mujer en ser condenada a la Prisión Permanente Revisable
    Ana Julia Quezada puede ser la primera mujer en ser condenada a la Prisión Permanente Revisable /

    Efe

Tiempo de lectura 4 min.

16 de septiembre de 2019. 18:35h

Comentada
Francisco Velasco 16/9/2019

2019 es el año donde los tribunales han dictado más sentencias en las que se impone la pena de Prisión Permanente Revisable. En concreto, cinco de las diez resoluciones en las que se ha condenado a la pena más grave han sido por juicios celebrados este año. Estas diez sentencias representan el 58,8% de de los casos en los que se pedía esa condena, toda vez que en otros siete procesos el tribunal no aceptó esa petición. Desde que entró en vigor la reforma del Código Penal, en marzo de 2015, todos los condenados a Prisión Permanente Revisable han sido hombres.

Los datos estadísticos del Consejo General del Poder Judicial sobre la aplicación de la Prisión Permanente Revisable, adelantados en exclusiva por LA RAZÓN el 31 de agosto, reflejan que de las 16 víctima asesinadas en total, diez era mujeres (el 62,5 por ciento), cinco niñas y seis varones, entre ellos dos niños. El número de menores asesinados representan el 43,8 por ciento.

De las cinco sentencias dictadas este año en los que se impuso tal pena, en una de ellas el tribunal pidió el indulto contra el condenado. En las cinco se consideró la cualificación dealevosía, y en dos de ellas la de parentesco. En otra sentencia dictada este año, la Audiencia de Valencia no estimó la petición de la acusación particular de imponer esa pena a los cuatro acusados. En siete casos, la causa de aplicación de la prisión permanente revisable fue la especial vulnerabilidad de la víctima; en cinco 5 por ser menor de 16 años, y en dos porque las víctimas padecían discapacidad. En tres casos por un delito sexual previo, mientras que en otro concurría, además de la especial vulnerabilidad de las víctimas, el hecho de haber más de dos muertes. Además, en dos de los casos que determinaron la imposición de esta pena y en cinco la condena incluyó al menos otro delito -en cuatro de esos casos el delito era agresión o abuso sexual-.

Hasta ahora, los tribunales superiores de Justicia han revisado tres sentencias condenatorias a prisión permanente revisable, habiendo sido confirmadas todas ellas; mientras que el Tribunal Supremo, en la única ocasión que se ha pronunciado al respecto, este mismo años, revocó esa pena y la sustituyó por otra a 23 años de prisión al autor de la muerte del abuelo de quien entonces era su novia. El Supremo entendió que tanto la Audiencia de Tenerife como el Tribunal Superior de Justicia de Canarias aplicaron de forma indebida la agravante que justificaba la imposición de la máxima pena.

Primera mujer con esa petición y a la espera del TC

Ana Julia Quezada, la asesina confesa del pequeño Gabriel, puede convertirse en la primera mujer a la que se imponga esa pena, si el Jurado la considera culpable y la presidenta del Tribunal acepta la petición de la Fiscalía y acusación particular. Si ello llega a producirse serían once los condenados a Prisión Permanente Revisable, a la espera de que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre los recursos que presentaron PSOE y otros partidos entonces en la oposición contra la reforma del Código Penal que introdujo esa pena, que aprobó el Parlamento con los votos del PP, partido que entonces contaba con mayoría absoluta en el Congreso. Del TC admitió a trámite esos recursos hace ya más de cuatro años y, de momento, no está previsto su debate en el Pleno.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs