Política

Manifestación en San Sebastián en favor de los presos de ETA

Varios cientos de personas participado en la manifestación convocada por movimientos populares para este sábado en San Sebastián, justo antes del cañonazo que da inicio a la Semana Grande donostiarra, a favor de la puesta en libertad de los presos de ETA enfermos, en concreto, de los reclusos guipuzcoanos Ibon Fernández Iradi, Gari Arruarte y Aitzol Gogorza. La marcha ha partido, entre aplausos, pasadas las 17.00 horas desde el Boulevard donostiarra con una pancarta bajo el lema 'Preso gaixoak kalera. Giza eskubidea, konponbidea, bakea' (presos enfermos a la calle, los derechos humanos, solución y paz), y durante el recorrido se han proferido gritos en euskara de 'Euskal presoak etxera' (presos vascos a casa) o 'Presoak kalera, amnistia osoa"(presos a la calle, aministía general).

En la movilización han participado, entre otros, el alcalde de San Sebastián, Juan Karlos Izagirre, los representantes de la izquierda abertzale Joseba Permach, Joseba Alvarez o Tasio Erkizia y el diputado de Amaiur Xabier Mikel Errekondo. También se han sumado el representante de Alternatiba Xabi Soto y el de Aralar, Ayen Oskoz.

En el transcurso del recorrido de la marcha, en la calle San Martín a la altura de la plaza del Buen Pastor, se encontraba un grupo de personas vestidas con buzos naranjas, simulando ser presos, colocados tras unos barrotes. Llevaban tapadas las cabezas con pañuelos de los colores de las banderas española y francesa y en los barrotes se habían colgado unas camisetas pidiendo la libertad para los presos Ibon Iparragire y Ventura Tomé. Junto a ellos, había otras personas haciendo un mural con cartones, donde se podía leer en euskara "libertad para los presos enfermos graves".

Tras recorrer el centro de la capital guipuzcoana, la marcha ha acabado en la plaza Zuloaga, junto al museo San Telmo, minutos antes de las seis de la tarde y, sobre un escenario, la portavoz de una asociación popular de Errenteria Rosa Galparsoro ha dado lectura a un comunicado, en el que ha denunciado la "insostenible"situación de los presos con enfermedades y ha reclamado para ellos un tratamiento "lo más digno posible"frente a su situación "límite".

Según ha señalado, eso "solo es posible, fuera de las cárceles"y, tras señalar que los presos tienen derechos, aunque "a algunos no les guste", ha reclamado respeto a los de todas las personas". Asimismo, ha destacado que en esta marcha ha congregado a personas de ámbitos diferentes a los que "les une no poder estar callados ante las injusticias". "Queremos y necesitamos a los presos enfermos en las calles", ha concluido.