Publicidad
Publicidad
Política

Marlaska minimiza la situación en Cataluña: "Es un problema de orden público"

El ministro del Interior ha señalado que los disturbios "van a menos"y que se sigue "con el plan de anularlos".

El ministro del Interior ha señalado que los disturbios "van a menos"y que se sigue "con el plan de anularlos".

Publicidad

El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, ha reiterado este domingo que los altercados violentos que se registran desde hace días en Cataluña son un problema de "estricto orden público"y, por tanto, se tiene que resolver con la legítima actuación de las fuerzas de seguridad.

En una rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa tras la reunión del comité de seguimiento de la situación en Cataluña que ha presidido el jefe del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, Marlaska ha señalado que los disturbios "van a menos"y que se sigue "con el plan de anularlos".

Publicidad

Asimismo, el ministro del Interior en funciones ha exigido al presidente de la Generalitat, Quim Torra, que condene la violencia ocurrida estos días en Cataluña "de manera firme, rotunda, sin matices, sin adjetivos ni medias tintas, sin equidistancias".

Publicidad

Así lo ha manifestado este domingo Grande-Marlaska en la rueda de prensa posterior al Comité de seguimiento de la situación en Cataluña, que ha estado presidida por el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y en la que también ha participado la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo.

En este sentido, el ministro ha destacado que "nadie puede ni debe ser ambiguo frente a las acciones violentas"y que el presidente del Gobierno en funciones ha sido "muy contundente". "Espera una condena efectiva, directa, de Torra y del Gobierno catalán respecto a la violencia y su solidaridad con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado", ha precisado.

Asimismo, ha hecho hincapié en que Sánchez ha sido "muy concluyente"y ha pedido a Torra que hable con los catalanes "de convivencia"porque, a su juicio, "tiene una deuda"con el conjunto de los catalanes.