Actualidad

Mas: «Me marcharé si mi candidatura pierde las elecciones del 27S»

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha señalado hoy en Onda Cero que el proceso soberanista quedará «parado» y se buscará «otro camino político» si las fuerzas independentistas no alcanzan la mayoría absoluta de diputados el 27S y ha admitido que prefería contar votos independentistas con un referendo.

Publicidad

El presidente de la Generalitat ha asegurado hoy en una entrevista en Onda Cero que se marchará si su candidatura no gana las elecciones del 27s y por lo tanto no obtiene legitimidad para seguir con el «proceso». Artur Mas que sólo contemplaría abandonar si la candidatura 'Junts pel sí' pierde las elecciones del 27S y no puede articular una mayoría que haga posible tirar adelante un Govern. No obstante, ha asegurado que puede ganarlas sin mayoría absoluta, por lo que de entrada no cree que tenga que dejarlo si le saca «tres veces» escaños al segundo aunque no tenga mayoría.


Asimismo sobre su cambio de postura afirma que «en 2010 la independencia era una iniciativa condenada al fracaso» y por eso no formaba parte de sus propuestas.

En este sentido Más asegurado que el cambio vino cuando «se cargaron el Estatuto Catalán y dieron un portazo al pacto fiscal».

Artur Mas asegura que tras las elecciones contará diputados, no votos. «Vamos a contar en Cataluña cuántas personas hay de cada lado y luego negociamos», asegura. «A lo mejor pasa como en Escocia. A lo mejor no hay mayoría independentista», subraya Mas que, no obstante, dice que seguirá con el proceso.

«Preferiría contar votos en una consulta pero no me han dejado otra salida que convocar elecciones e interpretarlas como un plebiscito», ha asegurado el presidente de la Generalitat.

Más ha enumerado cuales será los pasos ha seguir tras las elecciones del 27S: «Habrá una declaración solemne de inicio del proceso de una constitución de estado independiente que irá acompañada de un ofrecimiento de negociaciíon al Estado Español y una comunicación a la autoridades europeas explicando la legitimidad que noshan dado las urnas».
Sobre al actitud de la UE, Mas afirma que no quedarían fuera: «Si fuéramos independientes, la UE tendría que echarnos».

Publicidad

Para Mas, la independencia tiene interrogantes e incertidumbres más que contraindicaciones en el ámbito económico-empresarial, sobre si Cataluña se quedaría en la UE, sobre si se pagarán las pensiones, sobre cómo quedarán los derechos lingüísticos y cuestiones como la nacionalidad, pero "todos tienen respuesta".

Sobre la cuestión económica con el resto de España, ha admitido que no puede asegurar que no quedará afectada en nada, pero ha avisado de que sería "de tontos"lesionarse mutuamente sólo porque los catalanes aspiran a tener un Estado propio.

Publicidad

Además de reiterar que en un Estado catalán habrá más garantía de cobrar la pensión, ha garantizado que los derechos lingüísticos de catalanes y de los que tienen un origen español se mantendrán "exactamente igual", y que, aunque la nacionalidad que se establecería sería la catalana, quien quiera podría hacerla compatible con la española o continuar viviendo en Catalunya como país de la UE si sólo quisiera conservar ésta última.


En opinión del presidente de la Generalitat, en el registro de las sedes de Convergència ]]"se ha hecho un espectáculo"y se pregunta por la persona que avisó a los medios para que tuvieran las cámaras preparadas, algo que dice demuestra su teoría del "espectáculo"en este asunto.

Además, recuerda que el día previo al registro "nos soplaron que nos estaban preparando algo gordo". Asimismo, lejos de centrarse en la supuesta trama de corrupción y más preocupado de las cámaras en la sede, insiste en que "hay secreto de sumario pero el día antes, el registro se filtró a algunos medios". Sobre la relación entre Fundación CatDem y CDC dice que "el primer día del registro, los dirigentes explicaron las aportaciones que se habían recibido"y matiza que "el tesorero de la Fundación y el de Convergencia, son el mismo".

Por último, reconoce que "se está planteando si acudir o no a la Diada", aunque esos días estará en plena campaña y puede que sea difícil verle por ahí. También, confiesa que en su despacho tiene una "trituradora de papeles".

Publicidad