Mas viaja a Brasil para «situar a Cataluña en el mundo»

La Razón
La RazónLa Razón

El presidente de la Generalitat inició ayer un viaje a Brasil, donde durante seis días matendrá una apretada agenda de reuniones y visitas a empresas. El Govern ha querido remarcar el acento económico de este viaje, al que Artur Mas acude con una cincuentena de empresarios, después de que la polémica le acompañara a Moscú o cuando ha explicado en Bruselas el proceso soberanista. Por eso va junto al conseller de Empresa, Felip Puig, aunque también le acompaña el secretario de Asuntos Exteriores y de la Unión Europea de la Generalitat, Roger Albinyana. Nada más llegar a Fortaleza, aseguró que el viaje tiene como objetivo «situar a Cataluña en el mundo, no sólo en Europa, donde ya está muy presente, sino en otros países».

La Generalitat concentra muchos esfuerzos en aumentar las exportaciones al extranjero, donde las ventas catalanas superan a las que realiza al resto de España, porque quiere invertir la actual dependencia de las balanzas comerciales que son positivas por lo que compra el resto del país. Mas se congratuló de que «ya vendemos más fuera de España que dentro, lo que significa que el mercado español que hasta hace relativamente poco era nuestro gran mercado, cada vez es un mercado más pequeño para la economía catalana y cada vez el mundo es un mercado más grande». «Eso es exactamente lo que nos interesa de cara al futuro», añadió. La primera jornada le llevó a inaugurar las instalaciones de Mallory, una empresa de Taurus Group, al que aplaudió porque «no es incompatible invertir en el mundo y al mismo tiempo crecer en Cataluña». «Para muchas empresas catalanas el camino será éste», sentenció. La agenda, que incluye ir a Florianápolis, Río y Sao Paulo, no contempla reuniones con ministros o altos cargos del Gobierno.