Moncloa: «Otro ridículo fruto de la desintegración, nadie les acogerá»

Rajoy es aclamado por su partido por el 155 y destaca que «está ganando España».

Rajoy, con la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y con el coordinador general, Fernando Martínez-Maíllo
Rajoy, con la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y con el coordinador general, Fernando Martínez-Maíllo

Rajoy es aclamado por su partido por el 155 y destaca que «está ganando España».

«Están en un proceso de descomposición. No había plan B. No se puede hacer más el ridículo, sin perjuicio de las consecuencias penales que puedan derivarse, pero no tienen escapatoria». Moncloa recibió ayer con bastante tranquilidad la noticia de que Carles Puigdemont y miembros del Gobierno destituido se habían trasladado a Bélgica. Desde el punto de vista jurídico, la conclusión del Gobierno es que no son aplicables «las figuras de asilo diplomático y territorial» a este caso. Y fuentes oficiales resaltaron, para colocar el balón en manos de la Justicia, que sobre el ex presidente no existía ningún tipo de restricción a su libertad de movimientos. «Si impedimos su libertad sin orden judicial alguna estaríamos incurriendo en un presunto delito de detención ilegal. Su situación en este momento está fuera de nuestro ámbito de actuación».

La preocupación de ayer en Moncloa era sobre todo política, y respiraron al ver cómo la primera jornada de control de una Generalitat intervenida se desarrollaba con normalidad y sin que se intuyese ninguno de los escenarios más dramáticos que se habían barajado al estudiar la aplicación del artículo 155.

Rajoy va a intentar que la presencia del Gobierno central en Cataluña se note lo menos posible, y con esa instrucción trabaja la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, al frente de la coordinación de los ministerios. «Dar salida a las cuestiones de trámite y que la Administración y los servicios públicos funcionen con normalidad».

En paralelo, la dirección del PP se ha colocado ya en campaña electoral y ayer hubo una primera reunión de Génova con el partido en Cataluña. La gestión que está haciendo el independentismo de la aplicación del artículo155 amplía el margen, según el análisis de los estrategas populares, para los partidos constitucionalistas. Pero el PP catalán hará su campaña y no quiere hablar de coaliciones previas. «Es una opción que ahora mismo no está sobre la mesa», precisó el coordinador general del partido, Fernando Martínez-Maillo. Tampoco anticipa escenarios sobre pactos postelectorales, aunque sí dejó claro que «todas las vías» están abiertas salvo con quien quiere liquidar España.

Rajoy fue aclamado en el Comité Ejecutivo por cómo se está aplicando el artículo 155. En Moncloa respiran, con prudencia, pero también en el partido ya que la intervención en Cataluña había encendido muchas alarmas por miedo a la reacción de los secesionistas. El presidente del Gobierno defendió ante el Comité Ejecutivo del PP que con la aplicación del artículo 155 de la Constitución está ganando España frente a los que pretendían liquidarla». Ha sido el triunfo de la ley y de los derechos, y la decisión más razonable después de valorar todas las opciones que existían». Después de resistir las presiones de quienes querían que la intervención de Cataluña se produjera antes, la situación de Rajoy dentro de su partido está hoy más consolidada. Ha habido opiniones de todo signo, y todavía está por ver el desenlace de las autonómicas de diciembre, y cómo utilizan los soberanistas esos resultados, pero Rajoy aguanta una vez más. Tanto que incluso ayer entre los barones comentaban que aunque hubiera elecciones en 2018, «Rajoy tiene manos libres para presentarse como candidato o hacer lo que quiera».

Acerca de la convocatoria del 21-D, es posible que hoy se celebre un Consejo de Ministros para abordar la cita electoral.