Navarra, Castilla-La Mancha y Cantabria tampoco cumplieron el déficit en 2012

El Gobierno notifica a Bruselas que fueron ocho, y no cinco, las autonomías que rebasaron el objetivo del 1,5% del PIB

Navarra, Castilla-La Mancha y Cantabria tampoco cumplieron el objetivo de déficit del 1,5% del PIB en 2012, según se desprende del último documento elaborado por la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE), al que tuvo acceso LA RAZÓN, y que se resume en la notificación que el Gobierno envió el pasado 15 de octubre a la Comisión Europea (CE). Esta circunstancia eleva hasta ocho el número de comunidades autónomas que rebasaron el límite de gasto el año pasado, ya que las tres regiones anteriores se suman a Comunidad Valenciana, Cataluña, Región de Murcia, Andalucía y Baleares.

Estas cinco últimas autonomías, además, gastaron 650 millones más y todas tuvieron más déficit que lo anunciado en marzo, sobre todo Comunidad Valenciana y Cataluña. El exceso de gasto autonómico total fue 823 millones superior al previsto, por lo que el 80% de la «brecha» es responsabilidad del denominado como «quinteto de las díscolas».

El déficit total de las CC AA en 2012 pasa de los 18.108 millones (1,76% del PIB) anunciados en marzo hasta los 18.931 millones (1,84% del PIB) y, para cumplir el objetivo del 1,3% este año, las regiones tendrán que ajustar su desequilibrio conjunto en unos 900 millones adicionales.

Tres nuevas «sorpresas»

El Ministerio de Hacienda descartó nuevas «sorpresas» en la segunda notificación a Bruselas, pero al final sí las hubo. La Comunidad Foral de Navarra registró un déficit público del 1,74% del PIB en 2012, frente al 1,35% anunciado en marzo, según los últimos datos de la IGAE. Es decir, que pasa de cumplir a incumplir. En términos brutos, el gasto público del Gobierno regional fue 70 millones superior, al pasar de un «agujero» de 240 millones a otro de 310, un 29% más.

Castilla-La Mancha, por su parte, registró un desvío presupuestario del 1,57% del PIB (557 millones de euros), cuatro centésimas y siete millones por encima del 1,53% notificado en marzo. Esta región ya superaba el límite del 1,5% en la primera notificación del Gobierno a Bruselas, y el último ajuste del déficit de siete millones se ha visto penalizado además por la peor evolución de la economía de la región el año pasado. Según fuentes cercanas al gobierno autonómico, el PIB de Castilla-La Mancha rondó los 35.500 millones de euros el año pasado con una caída superior al 3%, 600 millones menos que los 36.100 previstos (retroceso del 2,6%).

Por ultimo, Cantabria cerró 2012 con un desvío presupuestario del 1,51% del PIB, frente al 1,13% anunciado, lo que convierte a la región en la octava incumplidora tras haber «aflorado» cerca de 50 millones de euros de gasto adicional no computados en marzo.

Más gasto en las «cinco díscolas»

Cataluña no tuvo un déficit del 1,96% del PIB en 2012, como anunció el Ministerio de Hacienda, sino del 2,21%, según los últimos datos de la IGAE. En términos brutos, la Generalitat gastó casi 400 millones de euros más que lo anunciado en marzo, y con 4.295 millones de euros de «agujero» presupuestario, es la comunidad que más déficit público tuvo en 2012.

La Comunidad Valenciana, por su parte, tuvo un «agujero» presupuestario del 3,69% del PIB, frente al 3,52% estimado inicialmente –unos 100 millones más–. Con un déficit de 3.610 millones de euros en términos brutos, frente a los 3.513 millones previstos, es la segunda comunidad que más desequilibrio presupuestario tuvo el año pasado.

Andalucía tuvo un déficit del 2,09% frente al 2,04% anunciado hace apenas seis meses, mientras que la Región de Murcia, que declaró un «agujero» del 3,12%, realmente registró un 3,17%. Por último, y cerrando el «quinteto de las díscolas», Baleares tuvo un desvío del 1,82%, dos centésimas más de lo declarado en marzo.

Del resto de comunidades, destaca el dato de Extremadura. En marzo, Hacienda le dio un déficit del 0,7% en 2012, pero en la segunda notificación el desvío se eleva hasta el 1,03%. Sólo Asturias y Canarias rebajan su desequilibrio respecto a lo anunciado en marzo.

El desequilibrio del estado fue de 3.300 millones más

El Estado cerró 2012 con un déficit del 4,24% del PIB, 43.628 millones de euros, como recoge la segunda notificación del Gobierno a Bruselas. Esta cifra supera en 3.298 millones los 40.330 millones (3,84% del PIB) de desequilibrio anunciados en marzo. En términos brutos, la «brecha» de casi 3.300 millones entre ambas cifras recoge el impacto de las devoluciones fiscales que el Ejecutivo intentó retrasar a 2012, y que Bruselas no permitió. En términos relativos (ratio sobre el PIB), la diferencia de cuatro décimas se ve influida por la nueva estimación de PIB del año pasado, que pasa de 1,049 a 1,029 billones de euros. Las corporaciones locales, con un superávit del 0,22% (2.287 millones) frente al déficit del 0,15% anunciado en marzo, son las que logran reducir el «agujero» del Estado al 6,84%.