Podemos se lía también con Sijena: Montero, a favor del traslado; Domènech en contra y Echenique, ni si ni no

Mientras que la portavoz en el Congreso se ha mostrado de acuerdo, el candidato de En Comú Podem ha dicho que se deberían quedar en Lérida y llegar a una “custodia compartida”

Llegada de los bienes del patrimonio histórico artístico del Monasterio de Sijena que salieron hace años en camiones hacia Cataluña. EFE/Luis Correas
Llegada de los bienes del patrimonio histórico artístico del Monasterio de Sijena que salieron hace años en camiones hacia Cataluña. EFE/Luis Correas

Mientras que la portavoz en el Congreso se ha mostrado de acuerdo, el candidato de En Comú Podem ha dicho que se deberían quedar en Lérida y llegar a una “custodia compartida”

Si la postura de Podemos respecto del “procés” catalán nunca ha estado muy claro y les ha costado no pocos quebraderos de cabeza y una más que posible pérdida de votos en las próximas elecciones del 21-D, parece que en el tema de las obras de arte de Sijena tampoco mantienen una postura unitaria. Así, la portavoz de Unidos Podemos en el Congreso, Irene Montero, ha defendido la devolución de las piezas artísticas desde el Museo Diocesano de Lérida al Monasterio de Villanueva de Sijena, en Huesca, que ha sido realizada hoy por orden del juez.

En declaraciones a los periodistas tras reunirse esta tarde en el Congreso con varios representantes de ayuntamientos del cambio para abordar el plan estatal de vivienda, Montero ha manifestado que esos bienes "tendrían que estar donde deben estar"porque son obras que "estaban en Aragón", de donde son propiedad "o deberían de serlo".

Así que "deberían estar ahí", ha concluido, en referencia a su devolución a la comunidad aragonesa.

Sin embargo, el secretario de Organización y exsecretario general de Aragón, Pablo Echenique, ha evitado hacer una valoración del traslado en sí y se ha limitado a criticar la gestión que tanto el Gobierno de Aragón como el cesado de Cataluña están haciendo del asunto.

"Es muy mala noticia que haya actores que hagan mala política con este tipo de cosas", ha denunciado Echenique en la rueda de prensa posterior a la Ejecutiva de Podemos, en la que ha responsabilizado tanto al Gobierno aragonés como a exaltos cargos del cesado Gobierno de la Generalitat y a la CUP de convertir un problema de patrimonio en "un conflicto territorial".

Según Echenique, tanto unos como otros están cometiendo la irresponsabilidad de "enfrentar a pueblos hermanos como el aragonés y el catalán, que no solo se respetan y se quieren sino que son socios comerciales".

"Esto no debería haberse convertido en un conflicto político entre pueblos hermanos, pero hay gente que le interesa convertir este tipo de cosas en confrontación entre catalanes y aragoneses. Y sí creo que hemos visto voces de ambos lados del Segre intentado convertir esto en un conflicto político", ha enfatizado.

En concreto, el dirigente 'morado' ha citado al expresidente catalán Carles Puigdemont, a quien ha criticado que hablara de "humillación", y al Gobierno aragonés de Lambán, el cual, según Echenique, "se excita ante la imagen de la Guardia Civil entrando en un museo".

Por su parte, los comunes, los representantes de Podemos en Cataluña, sí que han mostrado su rechazo al traslado de las 44 obras y apuestan por "una gestión compartida y una exhibición itinerante".

El candidato de Catalunya en Comú-Podem (CatECP) en las elecciones catalanas, Xavier Domènech, ha recordado que "se trata de un contencioso judicial histórico"en el que consideran que las obras se deberían quedar en Lérida y "la solución pasa por una gestión compartida".

Domènech ha rechazado el contexto en el que la Guardia Civil y los técnicos de Aragón han entrado en el Museo de Lérida para llevarse las obras "aprovechando la intervención del autogobierno de Cataluña por el PP y pretendiendo resolver de manera rápida un contencioso histórico".

En declaraciones a la prensa, el diputado en el Congreso de En Comú Podem, Jaume Moya, ha pedido la creación de una mesa de negociación que "desjudicialice"el conflicto, "una mesa de la que formarían parte técnicos del Museo de Lleida y de patrimonio del Gobierno de Aragón para decidir de qué manera pueden poner en valor de forma compartida este patrimonio, evitando la politización y que se convierta en un instrumento electoral".

Este acuerdo, ha precisado Moya, implicaría la "exhibición itinerante"no sólo de las obras expuestas tanto en Lleida como en el MNAC, sino también las que están en los fondos museísticos de reserva.

El congresista de los comunes ha subrayado que al estar en la jurisdicción civil, "las partes pueden llegar a un acuerdo en todo momento"y acabar con el proceso judicial.