MENÚ
martes 23 julio 2019
22:31
Actualizado

Podemos urge a Sánchez a negociar con el pacto presupuestario como base

Los de Iglesias animan al presidente en funciones a dar forma a una coalición que combine la “experiencia” del PSOE con la “frescura y valentía” del partido morado

  • El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias / Foto: Efe
    El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias / Foto: Efe

Tiempo de lectura 4 min.

17 de junio de 2019. 14:08h

Comentada
Pablo Gómez 17/6/2019

Desde Podemos respetan los tiempos del PSOE y del presidente en funciones, Pedro Sánchez, en la negociación de los acuerdos que necesita para su investidura. Sin embargo, los de Pablo Iglesias consideran urgente que España cuente con un Ejecutivo que, tras muchos meses de contienda electoral y de “teatro” alrededor de los pactos, se ponga a trabajar. El contacto es “permanente” entre los dos partidos y va más allá del mantenido entre Sánchez e Iglesias, ya que concierne al segundo escalón. Adriana Lastra e Irene Montero, por ejemplo, mantienen cauces de comunicación abiertos. Los siguientes pasos, aclaran desde Podemos, deberán ser discretos y prudentes. En todo caso, el escenario más probable es que los líderes de los dos partidos se reúnan personalmente antes de que el jueves de esta semana Sánchez acuda a Bruselas a cumplir con compromisos de su agenda internacional.

La portavoz del Consejo de Coordinación del partido morado, Noelia Vera, ha instado esta mañana al líder socialista a retomar el contacto con Pablo Iglesias. En primer lugar, para acordar las medidas que vertebrarán la acción del futuro Ejecutivo. Y después, para dar entrada para debatir los nombres que integrarán esa coalición plural, con Unidas Podemos al frente de algunas carteras de contenido social. “Con la experiencia del PSOE y la frescura y la valentía de Podemos”, ha añadido Vera para resumir el espíritu que, a su juicio, debería adornar al próximo gabinete de Sánchez. Como punto de partida, destacó la portavoz, deberán ambas partes sentarse a negociar con el acuerdo presupuestario firmado en Moncloa por Sánchez e Iglesias en octubre del pasado año. Este pacto no salió finalmente adelante por carecer de apoyos en la Cámara Baja y obligó al presidente a adelantar las elecciones generales a abril.

La hoja de ruta sigue siendo la misma del pasado martes, cuando Iglesias salió “satisfecho” de la reunión mantenida con Sánchez. Coincidieron ambos en trabajar para conformar “un gobierno de cooperación”, concepto que en estos días, al menos desde el lado socialista, ha sustituido a la pretensión de Podemos de bautizarlo como coalición. En este contexto, los de Iglesias siguen contemplando como única opción para llegar a un acuerdo la creación de un Ejecutivo plural, compartido, en el que el PSOE y Podemos estén representados en la misma proporción que marca el reparto de escaños de ambas fuerzas en el Congreso. Las recurrentes declaraciones de algunos dirigentes del PSOE y de ministros de Sánchez rebajando esas expectativas no han minado el planteamiento de los morados: “Vamos a poner por delante la necesidad de un Gobierno progresista en las proporciones que a cada uno le corresponde. Debemos naturalizar esta posición. No es un drama que se compartan gobiernos. La necesidad de hablar en un Consejo de Ministros y que los acuerdos de los presupuestos se materialicen”, ha destacado Vera, que ha calificado como “rara” la posibilidad de que Sánchez trate de forzar sus apoyos mediante una investidura fallida. Si el Gobierno renuncia a la vía del “cogobierno progresista”, Podemos no tiene problemas en reconocer que Sánchez tiene aún la opción de buscar el apoyo de Albert Rivera y de los 57 escaños de Ciudadanos: “El PSOE tiene dos caminos que están ahí: el primero, el que responde mejor al mandato de las urnas, es un Gobierno con Podemos”.

Como primeras exigencias dentro de la negociación programática que comenzará en los próximos días, Podemos señalará como una prioridad los cambios en el modelo laboral que Iglesias defendió en campaña, muchos de los cuales fueron incluidos en el acuerdo presupuestario. Entre las medidas que pondrán encima de la mesa de las negociaciones figura, por ejemplo, la derogación de la reforma laboral del PP y la modificación de algunos puntos de la del PSOE, la recuperación de la negociación colectiva y que los trabajadores de las subcontratas tengan los mismos derechos. En la reunión de la Ejecutiva de Podemos de esta mañana se ha acordado también llevar a la negociación con Sánchez otros propuestas en materia de empleo: reducir la jornada laboral a 34 horas semanales, limitar las horas extra, la equiparación de los permisos de paternidad con los de maternidad en 25 semanas, la lucha contra los contratos temporales —con la iniciativa de restringirlos para aquellas situaciones en las que la contratación sea menor a un mes— y la batalla contra los falsos autónomos mediante la multiplicación de las inspecciones. Junto a ello, otras propuestas estrella de Podemos ante Sánchez será el aumento del Salario Mínimo a los 1.200 euros y la creación de una Renta Mínima Garantizada.

Últimas noticias