Quincallería económica

El incremento de gasto social acaba generando una bolsa de fraude y los impuestos, la huida de empresas

La Razón
La RazónLa Razón

El incremento de gasto social acaba generando una bolsa de fraude y los impuestos, la huida de empresas

El programa económico planteado por Podemos parte de la ficción de que en una negociación con Bruselas van a conseguir ampliar el plazo de reducción del déficit. Y sólo el nivel de desconfianza y falta de solvencia personal y profesional que presentan los responsables del citado grupo lo hacen simplemente imposible. Muy difícil que consigan algo quienes han dicho en sus vídeos que "hay que vivir oKupando", "ir al Parlamento a montar el pollo"y cosas similares.

Propone ampliar el gasto público; que en 2019 serían de 96.000 millones más y recaudar para ese año 68.700 más. Tendríamos una subida progresiva a 3 años vista, lo que supondría un incremento del déficit público en 2,7 puntos, es decir del entorno de un alza de 0´9 puntos cada uno de los tres próximos años, sobre el déficit ya pactado. La subida del IRPF descansaría sobre las rentas superiores a 60.000 euros anuales, que son las capas de profesionales y técnicos medios altos del país.

Parte de la idea de la existencia de un supuesto "efecto multiplicador"(sic) derivado del incremento del también supuesto efecto "expansivo", que nunca se da si es un incremento del gasto presupuestario de carácter improductivo. Otra cosa es si fuera a inversiones de carácter productivo como podría ser de inversiones en infraestructuras como mejora de la red de transporte de mercancías por ferrocarril, o de mejora en la red portuaria o de AVE.

El socorrido argumento de que se va a elevar impuestos a las rentas más altas o a luchar contra el fraude fiscal -cuyo aumento en estos años ha sido muy relevante- no funciona en los programas populistas pues los contribuyentes reaccionan deslocalizando sus empresas y domicilios sociales o sumergiéndose más en la economía negra.

Como todo servicio a coste cero tiende a tener una demanda infinita, el incremento de gasto social-populista acaba generando una bolsa de fraude e ineficiencia que se hace difícilmente sostenible. El incremento de servicios gratuitos tiene el efecto de que gastos sociales en sanidad.

En lo que se refiere a la reversión de la reforma laboral traerá como consecuencia un aumento de los despidos en las empresas anticipándose a la vuelta a la vieja rigidez laboral de carácter administrativo, con lo que en 2019 estaríamos en una tasa de paro del 24%.

Medidas como la renta ganrantizada generaría una situación a nivel nacional equivalente a la de los subsidios agrarios de Andalucía.

La desconfianza de los emprendedores y de los agentes y fondos económicos internacionales haría elevar la prima de riesgo volviendo en 2019 a los niveles de julio de 2102, superando los 600 puntos básicos.

*Catedrático de Economía Aplicada. Universidad CEU San Pablo