Actualidad

Rajoy: «Al Gobierno no le va a temblar el pulso»

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, confía en no tener que poner en marcha el artículo 155 de la Constitución y suspender la autonomía de Cataluña ante el desafío independentista lanzado por Junts pel Sí y la CUP.

Publicidad

Apenas han pasado 24 horas desde que Junts pel Sí (JxSí) y la CUP hiciesen reales sus advertencias y presentasen una resolución independentista en el Parlament. Tiempo suficiente para hacer una declaración institucional y tomar las primeras medidas para frenar el desafío lanzado. Aunque el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, hizo ayer hincapié en que usará todas las armas de la Ley para contener los delirios secesionistas ha querido despejar las dudas de los más escépticos: «De ninguna de las maneras van a conseguir lo que pretenden. La ley se aplicará. Al Gobierno no va a temblarle el pulso para tomar las decisiones que tenga que tomar». Así zanjaba el asunto el jefe del Ejecutivo en una entrevista en la Cadena Ser en la que ha admitido que lo que está ocurriendo en Cataluña es de una «enorme gravedad» y que esa resolución, de llevarse a la práctica, supondría «liquidar nuestro ordenamiento jurídico».

El escollo catalán

En este sentido, y al hablar de una posible reforma constitucional para salvar este escollo, el jefe del Ejecutivo ha descartado de pleno que ésa sea la respuesta más acertada. Y es que, a su juicio, lo que no se puede hacer es reformar la Carta Magna para «darle a los independentistas lo que pretenden». Asimismo, Rajoy ha insistido en que no le gustaría verse en la tesitura de tener que aplicar el artículo 155 de la Constitución y suspender la autonomía de Cataluña, pero no desecha esta idea. En cualquier caso, matizó que la respuesta del Gobierno se guiará «por la prudencia y la proporcionalidad» y que la unidad de España, la soberanía nacional y la ausencia de privilegios por parte de algunos se van a preservar.

El jefe de Gobierno ha señalado que no actuarán cuando los Servicios Jurídicos del Estado lo recomienden. «Vamos a aplicar la ley, pero ahora no entraremos en más detalles. La ansiedad no resuelve los problemas, habrá que dar respuesta a medida que se produzcan los acontecimientos», aclaraba.

Publicidad

Por otra parte, ha rechazado que España esté «territorialmente quebrada», más aún, ha repetido que los «que han generado el problema son los que lo han generado». En su día dijo que no al pacto fiscal y al referéndum con efectos jurídicos que se le pidió Artur Mas y, ahora, intentan crear un nuevo escollo con un documento que pretende iniciar el proceso independentista.

Publicidad

¿La solución? A su entender, pasa también por el diálogo con los líderes de la oposición como Pedro Sánchez y Albert Rivera, a quienes planea convocar a La Moncloa. No así al dirigente de Podemos, Pablo Iglesias, sobre quien pesa el haber apoyado la investidura de Carme Forcadell, como presidenta de la mesa del Parlament.

Balance de legislatura

Ya en materia económica y cuando de hacer balance se trata, el presidente del Gobierno ha reconocido que si hablamos de empleo, de las cifras de temporalidad y de paro juvenil o de larga duranción, aún queda mucho por hacer. Sin embargo, quiso llamar la atención sobre la «tendencia» a hacer noticias sólo de lo malo: «A veces tengo la sensación de que alguien se enfada cuando hablo de los buenos datos de la economía».

Y lejos de amilanarse por esos datos de temporalidad o paro juvenil, Rajoy no ha dudado en subrayar que una de las medidas de las que se siente más orgulloso es de la reforma laboral. Así, señaló que «ha sido una de las mejores decisiones que ha adoptado el Gobierno que yo presido», y considera que «dar marcha atrás en la reforma laboral es un disparate desde el punto de vista de los intereses de la gente». En definitiva, en caso de que repitiese como presidente del Gobierno, no tiene intención alguna de que se recuperen los 45 días de indemnización por despido.

Y qué hay de Rato y Bárcenas

También sobre corrupción ha hablado Rajoy. Tras ser preguntado por Rodrigo Rato y su gestión al frente de Bankia, el jefe del Ejecutivo ha sido escueto: «Supongo que en la salida a bolsa, Rato actuó de acuerdo con el Gobierno, el Banco de España y la CNMV». Y para más información, se se ha remitido a los tribunales.

Publicidad

En lo que a la contabilidad «B» del partido y su ex tesorero, Luis Bárcenas, se refiere, el presidente del gobierno ha señalado que ya no es una cuestión política y que «el señor Bárcenas ya no está en el PP», por lo que se remitía de nuevo a los tribunales.