Testigo directo: visitamos el Valle de los Caídos en el día 1 post Franco

Expectación mediática, más periodistas que curiosos. "Franco es parte de la historia", aseguran varios testimonios. Rosas depositadas en el enclave donde hace solo cinco días reposaban los restos de Franco.

Lugar donde había estado la tumba del Franco en la Basílica del Valle de los Caídos. (Foto: Platón)
Lugar donde había estado la tumba del Franco en la Basílica del Valle de los Caídos. (Foto: Platón)

Expectación mediática, más periodistas que curiosos. "Franco es parte de la historia", aseguran varios testimonios. Rosas depositadas en el enclave donde hace solo cinco días reposaban los restos de Franco.

Primer día de apertura del Valle de los Caídos tras la exhumación de Franco. La expectación mediática es máxima hoy en el Escorial. Las entradas que vende Patrimonio Nacional están próximas a agotarse tanto para hoy como para el resto de la semana, pero todavía pueden los curiosos y periodistas acercarse a la Basílica de la Santa Cruz.

Desde primera hora de la mañana las colas para entrar al recinto sagrado aumentaban. ¿Somos más los periodistas que nos hemos desplazado por la carretera de La Coruña hasta el Valle o los curiosos que quieren ver el aspecto actual del altar de la Basílica donde hasta la semana pasada reposaban los restos de Franco?

Sin duda un gran despliegue de medios de comunicación son los que nos encontramos hoy aquí para hacer el primer recorrido sin Franco es amplio. Al menos una decena de periodistas y cámaras buscan el testimonio directo de los que hoy se han acercado aquí.

Los más madrugadores han sido una pareja de moteros que de ruta desde Teruel han llegado hoy a El Escorial. María y Rubén, de 37 y 35 años, aseguran que habrían venido igual "estuviese aquí Franco o no". "El enclave es espectacular y la visita merece la pena', aseguran.

Son las once de la mañana y en la Basílica se celebra misa. Diaria. Pero la primera desde el 11 de octubre, día en el que el Gobierno cerró el Valle para preparar la operación de exhumación. Silencio sepulcral en el lugar donde cinco días antes se escuchaban , según aseguró a este diario fuentes cercanas a la Familia Franco, las radiales que con "un ruido estremecedor"procedían a abrir la losa de 1.500 kilos que cubría el féretro de Franco. En este mismo lugar, la nieta de Franco Mari Mar Martínez Bordiu pronunció la siguiente frase: "Ya estamos aquí , abuelo, aunque sea con estos profanadores".

Una eucaristía en la que al menos cincuenta personas acudían, presidida por el Prior del Valle de los Caídos, Santiago Cantera, que desde el primer momento se opuso a la exhumación y lideró una batalla con el Gobierno a causa de esta.

Una misa sin mención ninguna a la exhumación, en la que los sacerdotes han pedido por todo el pueblo cristiano. Al finalizar la misma, la curiosidad estaba clara. Todos los asistentes han acudido a conocer el estado del lugar donde hace menos de seis días se encontraba el cadáver de Franco. Fotos continuas, aunque están prohibidas. Todos los presentes se han llevado a casa el recuerdo. Una mujer, Paloma, depositaba un ramo de flores en el lugar donde antes se encontraba la lápida y que ahora consta de piedras negras lisas todavía sin pulir. ¿Por qué? "A Franco no le podéis quitar de la Historia de España", asegura a La Razón. Otra mujer, Pilar, que reside en el Escorial trata de hacer fotos y los miembros de seguridad se lo impiden. La foto la hace. Está indignada con la medida tomada por el Gobierno y se pregunta que por qué ahora se empeñan en "desmentir que la exhumación ha sido una profanación. Si lo desmienten es porque así ha sido", asegura.