Política

Felipe VI será Rey el 19 de junio

Los Reyes, en un acto celebrado ayer en el Monasterio de Leyre.
Los Reyes, en un acto celebrado ayer en el Monasterio de Leyre.

El 19 de junio, día del Corpus Christi y festivo en la Comunidad de Madrid, es la elegida para la proclamación de Felipe VI en el Congreso de los Diputados. Un día antes, el 18 de junio, el Rey sancionará la ley de abdicación en el Palacio Real, en el que será su último acto oficial.

La proclamación de Felipe VI tendrá lugar el próximo jueves 19 de junio en una sesión conjunta del Congreso y el Senado, según ha podido saber LA RAZÓN. Previamente, probablemente el día anterior, 18 de junio, el Rey sancionará la ley orgánica que regula su abdicación en su último acto oficial como jefe del Estado. Será en una ceremonia revestida "de alguna solemnidad"en el Palacio Real, para al día siguiente, jueves 19 de junio, celebrar la sesión conjunta parlamentaria que proclamará a Felipe VI.

Este día, el Corpus Christi, es festivo en la Comunidad de Madrid y varias autonomías más, por lo que se espera que la ceremonia pueda ser seguida tanto en los medios de comunicación como en la propia calle por más público que un día laborable.

El Príncipe de Asturias pasará a ser rey la víspera, en cuanto su padre firme la ley orgánica y automáticamente reemplazará a don Juan Carlos como capitán general de los Ejércitos y jefe supremo de las Fuerzas Armadas.

En la ceremonia de proclamación, el nuevo rey pronunciará un discurso "de fondo"donde expondrá las ideas que tiene para su reinado, que está preparando con la ayuda de su equipo de Zarzuela y al que el Ejecutivo podrá hacer aportaciones.

"A partir de ahí comienza un período en el que la voz la lleva el nuevo rey, que tendrá que marcar las prioridades de su estilo y su reinado", ha remarcado la Casa Real.

No habrá misa tras la proclamación, como ocurrió en 1975 después de la entronización de Juan Carlos I, aunque sí un desfile militar a las puertas del Congreso.

Aunque todavía no están cerrados los detalles de esta ceremonia, Don Felipe irá vestido con el uniforme de capitán general de los Ejércitos, como jefe supremo de las Fuerzas Armadas.

Previsiblemente habrá un discurso de presidente de las Cortes, Jesús Posada, al que seguirá el juramento previsto en la Constitución y después, una alocución a cargo del nuevo Rey.

Además, no está previsto invitar a jefes de Estado extranjeros, ni tampoco a representantes de otras Casas Reales, y no se sabe si en el Palacio de las Cortes estarán presentes don Juan Carlos y doña Sofía ni las hermanas de don Felipe, las infantas Elena y Cristina.

En los meses siguientes, julio y agosto, los nuevos Reyes emprenderán un intenso programa de viajes de presentación en España y por otros países, posiblemente comenzando por los más cercanos, como Francia, Portugal o Marruecos.

Un portavoz de la Casa del Rey ha explicado que los destinos de estos viajes se decidirán tras la proclamación del nuevo monarca, aunque "tendría sentido"que entre ellos figuraran Francia, Marruecos y Portugal.

En todo caso, está previsto que los nuevos Reyes asistan el próximo 4 de agosto a los actos conmemorativos convocados en la ciudad belga de Lieja para conmemorar el centenario de la Primera Guerra Mundial.

Respecto a una posible representación internacional en los actos relacionados con el relevo en el Trono, la Casa del Rey descarta la presencia de invitados extranjeros en la proclamación de Felipe VI en el Congreso y argumenta la falta de tiempo y espacio necesaria para esta participación.

En este contexto, la Casa del Rey no ha confirmado si la Fundación Príncipe de Asturias cambiará su denominación por la de Princesa de Asturias.