Rajoy y Rivera empiezan a gobernar

PP y C,s impulsan el diálogo para llevar a cabo reformas en autónomos, Educación y Justicia dentro de su pacto

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante larueda de prensa
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante larueda de prensa

PP y C,s impulsan el diálogo para llevar a cabo reformas en autónomos, Educación y Justicia dentro de su pacto

Gobierno y Ciudadanos (C’s) negocian ya en varios niveles para ir desarrollando los primeros acuerdos sobre la base del pacto de investidura de Mariano Rajoy. La prioridad es la negociación presupuestaria, pero las conversaciones se han abierto y afectan, entre otras materias, a Educación, Justicia o a las ayudas a los autónomos. El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, presiona sobre la base de ese documento para dar más peso a sus 32 escaños. Realmente son decisivos porque cada decisión del Gobierno de Rajoy necesita del apoyo de los diputados de la formación naranja para poder salir adelante.

De momento, la conversación a dos bandas se ha concretado ya en un acuerdo para que antes de que termine el presente mes el Pleno del Congreso active la tramitación de la ley para la reforma integral del Régimen Económico de los Autónomos. Los de Rivera han suavizado su primera iniciativa, registrada al principio de la legislatura, para asegurarse el apoyo del PP. Cada parte cede y el resultado es una proposición de ley que recoge los puntos 31 y 32 del acuerdo de investidura, y por la que se plantean medidas para modular las multas por retrasos en el pago de cuotas, una mayor flexibilidad para el cambio de la base de cotización o adaptar el pago de cuotas al momento de alta y baja, bonificaciones durante y después de las bajas por maternidad y que los gastos de automóvil, suministro eléctrico y agua sean deducibles en el IRPF.

Los votos del PP y Ciudadanos no serán suficientes para sacar adelante esta iniciativa ya que necesitan de otros seis diputados para alcanzar la mayoría. Desde Ciudadanos apuntan al PSOE y advierten de que el contenido de esta iniciativa legislativa ya figuraba en el acuerdo que firmaron con motivo del intento de investidura de Pedro Sánchez.

La negociación a varias bandas también se ha traducido ya en un principio de acuerdo entre PP, PSOE y Ciudadanos para poner en marcha la subcomisión parlamentaria que negociará un pacto por la Educación, que permita la elaboración de una nueva ley de enseñanza para reemplazar a la Lomce.

Rivera dio ayer por sentado que el PP apoya la creación de esta subcomisión, después de que PSOE y Ciudadanos se pusieran de acuerdo hace unos días para promover una iniciativa conjunta en este sentido. En su discurso de investidura Rajoy se comprometió a crear esta subcomisión, y el portavoz del Ejecutivo y ministro de la materia, Íñigo Méndez de Vigo, ratificó ese compromiso el pasado lunes en su primera comparecencia tras la reunión del Consejo de Ministros.

Además, el vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, se reunió ayer con el ministro de Justicia, Rafael Català, para hablar de las reformas en el ámbito de la Justicia contenidas en el acuerdo de investidura y de las partidas presupuestarias de las que deben ir acompañadas. Ciudadanos informó del encuentro. Entre las 150 reformas incluidas en el pacto que PP y C’s suscribieron en agosto hay una veintena de propuestas dedicadas a la reforma de la Justicia, como reforzar la independencia del fiscal general del Estado, de la judicatura en general y del Consejo General del Poder Judicial, o incrementar los medios humanos y materiales de la Justicia y agilizar su funcionamiento. Para ello, en la tabla de gastos figuran dos partidas que financiarían un Plan de Modernización de la Justicia (250 millones de euros en 2017 y otros 250 en 2018) y un Plan de Choque en la Administración de Justicia (700 millones en cuatro años, empezando por 100 millones en 2017), informa Ep.

Sin embargo, el asunto que marca la negociación inmediata son los Presupuestos y el techo de gasto que los acompaña. Rivera presiona para que el diálogo a dos bandas se formalice, mientras que desde las filas populares señalan que todo tiene «su tiempo». Ciudadanos ha designado ya a sus interlocutores con el Gobierno y está pendiente de que la otra parte haga lo mismo. Hacienda tiene ya elaborada la base de las cuentas del próximo ejercicio, y ahora falta sentarse a negociar los apoyos que necesitan para sacarlas adelante. En esa interlocución tendrá que estar el ministro del ramo, Cristóbal Montoro.

Ayer el PP mostró su disposición a plantear iniciativas parlamentarias «lo más coordinadamente» posible con Ciudadanos. Rajoy prefiere que las direcciones de los dos grupos vayan hablando sobre la ejecución de las propuestas, pero respetando la capacidad de iniciativa de cada uno. El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, apeló al diálogo y a la responsabilidad de la oposición para que la Legislatura siga en marcha sobre la base de que el PP cuenta con una «mayoría minoritaria de 137 diputados».