Sánchez: "Gibraltar siempre será un tema bilateral entre Reino Unido y España"

El presidente español, Pedro Sánchez, se alineó ayer completamente con la posición defendida por distintos representantes de la Unión a lo largo del día, tanto en Estrasburgo como en Bruselas. “España no puede hacer otra cosa que respetar la votación de ayer en el Parlamento británico, respetarla y lamentar su resultado”. Ha sido un proceso muy difícil, casi dos años, “y este era el mejor de los acuerdos posibles. Según el presidente español, es un acuerdo equilibrado en “concesiones difícil de alcanzar y que busca una salida ordenada. “España está con las cuatro grandes libertades pero también defiende la autonomía de la UE para tomar decisiones”, en referencia a quienes echan en cara a los 27 falta de flexibilidad.

Al ser preguntado por el hecho de que algunos líderes europeos no hubieran hecho mención ayer expresamente a que el acuerdo de salida de Reino Unido sea intocable, Sánchez fue tajante: “He repetido que éste es el mejor de los acuerdos posibles. Sería absurdo cambiar el mejor acuerdo por otro que seguramente sea peor. En nombre del Gobierno español,y creo que en el de toda la UE, creo que mantenerlo es lo mejor”.

Sánchez, como el resto de socios, mira ahora al otro lado del Canal y espera respuestas pronto. “España ha hecho su trabajo y se prepara para ello. Ahora es el Gobierno británico quien debe decir qué quiere hacer y adoptar las decisiones que considere oportunas sobre los pasos a dar”. También sobre Gibraltar, dijo a preguntas de un periodista británico: “Gibraltar siempre será un tema bilateral entre Reino Unido y España. Es muy importante para las miles de personas que trabajan allí”, y su Gobierno aguarda las propuestas de Londres.

“Siempre he dicho que el Brexit es una desgracia. Para el pueblo británico y para la Unión. Nadie gana. Todos perdemos. En especial los británicos, y en particular quienes más necesitan el amparo de su Gobierno, los más vulnerables”, dijo ante la Eurocámara. Ahora lo que esperan los 27 es “que Reino Unido elija mantener una relación lo más estrecha posible con la Unión Europea. La decisión corresponde a ellos, pero nuestros principios son básicos: integridad del mercado interior, laindivisibilidad de las cuatro libertades y la autonomía de decisión de la Unión. En el marco de esos tres puntos nos encontraremos siempre”, insistió.