Susana Díaz: «Los comicios europeos son una oportunidad para iniciar el cambio»

Susana Díaz, durante su intervención en la reunión que celebro en Sevilla la Interparlamentaria de los socialistas andaluces.
Susana Díaz, durante su intervención en la reunión que celebro en Sevilla la Interparlamentaria de los socialistas andaluces.

La presidenta de la Junta y secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, ha asegurado hoy que las elecciones europeas son "una oportunidad para iniciar el cambio", por lo que ha hecho un llamamiento a la movilización de su partido tras asegurar que este país "se juega mucho".

Díaz ha hecho esta reflexión durante su intervención, a puerta abierta, en la reunión de la Interparlamentaria del PSOE-A, en la que ha subrayado que el Parlamento Europeo necesita una mayoría de izquierda "clara y nítida"y que Andalucía tiene que "contribuir"para conseguirlo porque los ciudadanos "se juegan muchísimo".

"Las elecciones europeas son una oportunidad para iniciar el cambio, para lanzar el mensaje de que el camino que lleva la derecha no es el camino, y eso depende de nosotros", ha dicho Díaz dirigiéndose a los diputados socialistas andaluces al Congreso, al Parlamento autonómico, a la Eurocámara y a los senadores.

Para la presidenta andaluza, que ha agradecido el trabajo del eurodiputado Luis Yañez, que no se presentará en mayo, estos comicios son "más importantes que nunca", por lo que ha pedido a los parlamentarios "cercanía"con los ciudadanos, que estén "en la calle y las Casas del Pueblo, con la gente que lo está pasando muy mal".

Ante la "responsabilidad"de la cita de las europeas, el PSOE no se puede "distraer", ha advertido en alusión a las primarias.

"Es verdad que tenemos una agenda orgánica intensa, tenemos un año 'primario', pero no tenemos ni un sólo minuto que perder", ha enfatizado tras recordar que hay casi 6 millones de parados "y gente a la que se le quita todos los días, a raudales, derechos".

Díaz se ha referido también al PP-A para lamentar que la tarea de la oposición siga siendo una "asignatura pendiente"en Andalucía, y abogar por que "regularice su situación"para que pueda trazar una "hoja de ruta"tanto "para ellos"como para la comunidad autónoma.

"Tienen que tener una hoja de ruta y no la de tierra quemada, que es la única que tienen para Andalucía", ha lamentado antes de insistir en que espera que "cuanto antes regulen su situación porque necesitamos llegar a acuerdos"en ámbitos como la aplicación de la PAC o el nuevo modelo de financiación autonómica.

Sobre su reciente comparecencia en el Parlamento, en cumplimiento del compromiso adquirido en su investidura, ha indicado que "rendir cuentas"no era una "opción", sino una "obligación", y se ha congratulado de haber "dotado"de más transparencia a su Gobierno.

Tras asegurar que en unos días se remitirá al Parlamento el proyecto de Ley de Transparencia y reiterar su compromiso en la lucha contra la corrupción, ha recalcado que la prioridad de su ejecutivo es la creación de empleo.

Así, ha vuelto a defender, como sectores estratégicos, el agroalimentario y la construcción, y ha dicho no comprender las críticas vertidas por la derecha cuando el Gobierno andaluz ha defendido un "reparto justo"de los fondos de la PAC.

"Sólo podemos entenderlo desde el ataque a Andalucía", ha espetado Díaz, que ha advertido de que la Junta va a seguir defendiendo un reparto "justo"y que estará "vigilante".

Ha defendido, además, la reactivación de la construcción porque el 45 por ciento de los parados andaluces provienen de este sector "y un Gobierno sensible y coherente tiene que ser responsable y no condenar a un sector fundamental para el desarrollo de Andalucía".

No obstante, ha rechazado la especulación y ha criticado que el Gobierno central quiera "enjugar"las cuentas del Estado "malvendiendo"la finca La Almoraima, lo que demuestra, a su juicio, que "no ha entendido ni el origen de la crisis ni como hay que salir de ella".

"No queremos que se venda porque no queremos hipotecar el futuro, en eso vamos a ser inflexibles".

Generar "confianza"es otra de las premisas, según Díaz, para el desarrollo de Andalucía, por lo que se ha congratulado de los acuerdos firmados recientemente con Telefónica y el Banco Santander, pese a que "a algunos les molesta".

"Me gustaría que ese mensaje de confianza hacia Andalucía como tierra atractiva para invertir lo lance también el Gobierno"central, ha confesado la presidenta de la Junta, que ha lamentado que se hayan malinterpretado sus palabras al referirse a la anunciada modificación de la presentación de las balanzas fiscales.

"Yo no he dicho que esté a favor o en contra de lo que dice (Cristóbal) Montoro, sino que rechazamos que las balanzas fiscales se pretendan utilizar como elemento de confrontación entre territorios", ha aclarado.

"Lealtad institucional con el Gobierno de España, toda, sumisión ninguna", ha advertido Díaz tras asegurar que los socialistas tratarán de "combatir"con todos los recursos jurídicos a su alcance las leyes que vayan "contra el corazón de los derechos y las libertades", como la reforma de la Ley del Aborto.