Torra da hasta noviembre a Pedro Sánchez para proponer un referéndum

Si no, le retirará su apoyo en el Congreso de los Diputados

Quim Torra, hoy durante el pleno del Parlament. EFE/Quique García
Quim Torra, hoy durante el pleno del Parlament. EFE/Quique García

La presión ejercida por los CDR ha empujado a Quim Torra a endurecer su posición con Pedro Sánchez

La presión ejercida por los CDR ha empujado a Quim Torra a endurecer su posición con Pedro Sánchez. El president ha dado un ultimátum a la Moncloa: si no hay una propuesta en materia de autodeterminación en noviembre, el independentismo dejará de dar estabilidad al Gobierno en el Congreso de los Diputados. “La paciencia no es infinita”, ha asegurado en el Debate de Política General celebrado esta tarde en el Parlament.

Después de una fin de semana que ha reconocido “largo” y la conmemoración de un 1-O que ha admitido “intensa”, Torra ha aparcado el tono contemporizador que había mantenido durante las últimas semanas y ha exigido al Gobierno un paso que vaya más allá del diálogo y de la reactivación de la Comisión Bilateral. “Hace falta que Sánchez tome ya compromisos”, ha afirmado y ha agregado que su Govern parte del 1-O y de la DUI del 27-O y que no frenara en su camino hacia la construcción de la República. Para ello, ha vuelto a recordar que en los próximos días se pondrán en marcha

Asimismo, también se ha referido a los incidentes producidos durante los últimos días en las movilizaciones independentistas y la polémica suscitada a raíz de cómo han sido contenidas por los Mossos d'Esquadra. En este sentido, Torra ha asegurado que el “camino de la independencia” no es el de los incidentes y ha apelado a mantener la “movilización permanente” aunque de manera “radicalmente no violenta como en el 1-O”. En cualquier caso ha anunciado que el conseller de Interior, Miquel Buch, comparecerá durante los próximos días a iniciativa propia y ha pedido “responsabilidad e inteligencia política” a todos los ciudadanos, además de reconocer una necesaria “autocrítica” en el Govern. Así, el president ha reconocido que es preciso más “determinación”, aunque también “explicarse más y mejor” sobre la ruta hacia la ruptura con el Estado.

Finalmente, también ha hecho una apelación a la unidad del independentismo. “Basta de mirarnos de reojo”, ha aseverado. “El 1-O fue posible gracias a una cadena de complicidades” ha ahondado.