Un fallo en el avión retrasa el viaje de Sáenz de Santamaría a Afganistán

La avería en un motor del aparato se detectó durante una escala técnica en Turquía

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saez de Santamaría, sale del hotel en el que ha esperado la solución a una avería en el avión
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saez de Santamaría, sale del hotel en el que ha esperado la solución a una avería en el avión

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha estado retenida durante casi 12 horas en la localidad turca de Çorlu, después de que, durante una escala, se detectase una avería en el filtro del conducto de gasolina de uno de los motores del avión en el que viajaba a Afganistán, un Boeing 737 de la compañía Air Europa.

A las 23:00 horas ayer, la aeronave despegó del aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid con destino a Afganistán con cerca de 55 personas entre las que se encontraban, además de la vicepresidenta, el Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante general Fernando García Sánchez, el Jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), general Jaime Domínguez Buj, y una delegación de periodistas.

El avión hizo una parada para repostar en Çorlu a las 3:30 horas (2:30 en España) y en ese momento saltaron las alarmas cuando se detectó un problema en uno de los motores. Tras comprobar que no era posible arreglarlo en el momento y que ningún avión cercano disponía de una pieza similar, se tomó la decisión de enviar desde España otra aeronave de la compañía con la pieza para repararlo. Así que la única posibilidad era esperar para tratar de retomar el viaje. Tras 5 horas sin salir del avión, se trasladó a todos los ocupantes a un hotel cercano donde continuó la espera.

Finalmente, la avería se solucionó y la vicepresidenta pudo seguir su viaje a Afganistán.