Detenidos dos ediles de la CUP por escraches a la Policía y a la Guardia Civil el 1-O

La juez desestima las peticiones de 'habeas corpus' de los dos concejales de Reus

Marta Llorens y Oriol Ciurana esperan su detención
Marta Llorens y Oriol Ciurana esperan su detención

Según han informado los Mossos, los dos concejales han sido detenidos por agentes de paisano cuando entraban en el Ayuntamiento de Reus.

La juez ha desestimado la petición de 'habeas corpus' de los dos concejales de la CUP detenidos este miércoles, Marta Llorens y Oriol Ciurana, después de haberla trasladado al Ministerio Fiscal, que así lo ha considerado, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) en un comunicado.

Desestima ambas solicitudes, que han presentado los abogados de los ediles, porque considera que en ninguno de los dos casos "concurren los requisitos legales para su tramitación", señala en ambas resoluciones, consultadas por Europa Press.

Así, se mantiene la citación de ambos investigados para las 9.00 horas de este jueves ante el juez de Instrucción 2 de Reus, por un supuesto delito de odio contra la Policía, asunto por el que se les citó en otras dos ocasiones y no comparecieron.

La jueza recuerda que las peticiones de 'habeas corpus' responden a casos en los que se produce una detención en contra de lo legalmente establecido o vulnerando los límites o plazos establecidos por la ley.

Sostiene que, en este caso, la detención efectuada por los Mossos d'Esquadra ha obedecido a una resolución judicial para que los ediles presten declaración por no haber comparecido a los llamamientos judiciales "sin haber alegado motivo alguno".

Ambas resoluciones, contra las que no cabe recurso, defienden así que las detenciones se ajustan a la legalidad, algo que se comunicará al Ministerio Fiscal y a los solicitantes.

Según han informado los Mossos, los dos concejales han sido detenidos por agentes de paisano cuando entraban en el Ayuntamiento de Reus.

Los dos detenidos han sido trasladados a la comisaría de Reus a la espera de ser trasladados mañana ante la titular del juzgado de instrucción número 1 de esta localidad, que ha ordenado su detención.

El juez había notificado una orden de detención de los dos concejales esta mañana, según aseguraba la formación independentista en su cuenta de Twitter.

"Nos han notificado la orden de detención de dos de los concejales de la CUPReus a raíz de las movilizaciones del 1-O. Ante la represión del Estado, nosotros seguimos de pie, ¡#de pie alegres y combatientes¡ Las calles serán siempre nuestras", asegura la formación independentista.

La CUP de Reus informaba de que esperaban "la detención de Marta Llorens y Oriol Ciurana en cualquier momento", ante lo cual respondían: "somos muchas y la solidaridad es la mejor herramienta".

Marta Llorens y Oriol Ciurana fueron citados a declarar por el juzgado de Reus que investigada un presunto delito de incitación al odio con relación a los incidentes ocurridos ante el hotel de Reus en el que se alojaban miembros de la Policía Nacional desplazados a Cataluña para participar en el dispositivo relacionado con el referéndum ilegal del 1 de octubre pasado.

Estos dos concejales se negaron a acudir el 23 de noviembre pasado a declarar y Llorens calificó "de caza de brujas"la causa judicial a la puerta de los juzgados, en los que no entró.

El juzgado hizo un llamamiento a los dos investigados tanto en la sala de vistas como en la oficina judicial, ambos sin éxito, siempre estando presente su abogado en la sala de vistas.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha enmarcado en el «normal funcionamiento de la justicia» la notificación de detención a dos concejales de la CUP de Reus .

El titular de Justicia se ha referido, a preguntas de los periodistas en Valladolid, a la orden de detención. «Ojalá no tuviéramos que conocer estos casos de personas que son renuentes a colaborar con la Justicia», y entonces «la Justicia se ve obligada a llevarles de esa manera forzada que parece que es algo llamativo», ha reflexionado Catalá.

A su juicio, si los dos concejales hubieran ido el día que les citaron «no hubiera pasado nada de esto».

El ministro ha insistido en que se trata de un «procedimiento general cuando alguien no cumple con la obligación de comparecer ante los tribunales los jueces tiene la potestad, e incluso la obligación, de proceder a su detención para tomarles declaración».

A su juicio, lo sucedido es «demostrativo de la actitud de algunos, de su falta de colaboración con las instituciones democráticas».

Además, Catalá ha observado que se trata de un «delito de odio cometido hipotéticamente contra personas de los cuerpos y fuerzas de seguridad, contra los que trabajan para defender nuestros derechos y libertades». EFE