Un profesor condenado a 220 años por abusar de 6 niños pide la libertad

Un profesor, condenado en el año 1996 a cumplir 220 años de prisión por abusar sexualmente y violar a seis menores alumnos suyos de Educación Física de un centro de Valencia, ha solicitado a la Audiencia Provincial que quede extinguida su pena, que habría cumplido en junio de 2010, tras anularse la 'doctrina Parot', cuya aplicación alargó su condena hasta 2015.

Así lo ha confirmado en declaraciones a Europa Press la abogada de este condenado, Cristina Tebar, quien ha apuntado que la solicitud la cursó este mismo jueves y que el juzgado de Vigilancia Penitenciaria también ha pedido una revisión de la condena impuesta tras declararse nula la 'doctrina Parot'.

Este hombre, que reconoció los hechos que se le acusaban, fue condenado en noviembre de 1996 --llevaba en prisión provisional desde junio de 1995-- a cumplir 220 años de prisión por un delito continuado de abusos sexuales; otro de agresión sexual; y 19 delitos de violación. Sin embargo, se limitó la pena hasta los 30 años de cárcel, al condenarle según el Código Penal de 1973, más beneficioso para él, pese a que ya estaba en vigor el de 1995.

Posteriormente, cuando ya llevaba 15 años en prisión, y 15 días antes de acabar de cumplir la pena íntegramente impuesta, se le comunicó que se le iba a aplicar la 'doctrina Parot', con lo que se le prolongaba su condena al retirarle las redenciones aplicadas por sus trabajos en la prisión, los cursos de rehabilitación, su buen comportamiento y sus trabajos por rehabilitarse, ha explicado la letrada, quien ha agregado que con sus trabajos también "ha ido pagando las indemnizaciones a las víctimas", en concepto de responsabilidad civil.

La abogada recurrió la aplicación de esta doctrina ante la Audiencia, quien denegó su reclamación, con lo que se optó porque se le aplicara el nuevo Código Penal de 1995, que fijaba un máximo de 20 años de cárcel sin redenciones. De esta forma, le quedaban cinco años de prisión por cumplir, aunque tenía ya concedido el tercer grado.

Esta semana, después de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) haya derogado la doctrina dictada por el Tribunal Supremo, la letrada ha presentado un escrito en la Audiencia de Valencia pidiendo una nueva liquidación de condena en la que se retorne al momento anterior, cuando se le aplicó el Código Penal de 1973, con el que la pena se habría cumplido en junio de 2010, y la misma quedaría totalmente extinguida.

El condenado, de 52 años en la actualidad, padecía en esa época una alteración de la conducta sexual denominada pedofilia, aunque no estaba limitada su capacidad cognoscitiva y volitiva, según consta en la sentencia dictada en noviembre de 1996. Era profesor de Educación Física de un colegio privado de Valencia, y aprovechó su cargo para abusar sexualmente de seis alumnos, de entre 8 y 12 años, entre los años 1991 y 1995.

La dirección del centro, que conocía las desviaciones sexuales del procesado, de 52 años en la actualidad, por problemas surgidos con el alumnado, permitió que éste siguiera como profesor y en contacto directo con los menores, quienes como consecuencia de los hechos sufrieron alteraciones post-traumáticas y precisaron tratamiento psicológico.