Política

Felipe VI: «Nada de lo que ocurra en Cuba es ajeno a España»

Los reyes muestran su cercanía a los empresarios y a la colectividad española que lucha «en condiciones no siempre fáciles»

El la segunda jornada de su viaje de Estado a la que fuera perla del Imperio la agenda de los Reyes se centró en actos relacionados con el pasado hispánico de La Habana y con sendas reuniones para mostrar su cercanía tanto a los empresarios que cooperan en el desarrollo de la isla como a la nutrida comunidad española, la tercera más numerosa fuera de nuestras fronteras tras Argentina y Venezuela con 140.000 compatriotas. «Nada de lo que ocurra en Cuba es ajeno a España y nada de lo que ocurra en España es ajeno a Cuba», dijo el Monarca en el primero de los discursos que pronunció ayer en la capital cubana, concretamente durante la recepción a la colectividad española en el Gran Teatro Alicia Alonso, antiguo Centro Gallego de La Habana. También tuvo palabras de «total apoyo» a los «empresarios que lucháis por sacar adelante vuestras empresas y vuestros negocios en condiciones no siempre fáciles».

Publicidad

La actividad de los Reyes ha comenzado esta mañana en un punto emblemático: el Templete de La Habana, enclave que conmemora el lugar exacto donde hace exactamente 500 años se celebró la primera Santa Misa y el primer consejo municipal de San Cristóbal de La Habana, humilde localidad destinada a convertirse con el tiempo en una de las grandes ciudades que el impulso colonizador español construiría en América y en la joya española del Nuevo Mundo. Medio milenio después un descendiente de los monarcas que impulsaron aquella gesta civilizadora estuvo presente en ese mismo punto formando parte de las celebraciones que el régimen cubano ha organizado para marcar la ocasión y, de paso, hacerse pasar por una república iberoamericana más en una campaña de márketing político que tendrá su culminación este mismo sábado, cuando los Reyes ya hayan regresado a España. En el relanzamiento de su imagen internacional que el castrismo está llevando el régimen está contando con la inestimable ayuda del Gobierno en funciones de Pedro Sánchez, que demostró desde su visita a Cuba en noviembre del año pasado un interés personal en que se produjera la visita de los Reyes. Una ayuda especialmente bienvenida habida cuenta de los estragos que la restitución de la Ley Helms Burton que penaliza a empresas que cooperen con el régimen y que ha sido puesta en marcha por la Administración Trump, está provocando en la isla.

A su llegada al Templete el Presidente de la Asamblea Provincial, Reinaldo García Zapata, le ha entregado el bastón de mando de la ciudad en presencia del Historiador de La Habana, Eusebio Leal quien habría de recibir poco después la Gran Cruz de Carlos III por su contribución a los esfuerzos de restauración del casco histórico de la capital cubana. Desde el Templete los Reyes han atravesado la Plaza de Armas de La Habana hasta el Palacio de los Capitanes con su adoquinado de madera (y no de piedra como el resto de la ciudad) para que el ruido de los carruajes no turbara el sueño de familia de los gobernadores militares españoles. Allí el Rey ha recibido la «Giraldilla», la mayor distinción que concede la ciudad. A la puerta del Palacio, que aún conserva un trono para el Rey de España, lucía el regalo que los Reyes han ofrecido a La Habana, un repostero bordado específicamente con ocasión del quinto centenario en la Real Fábrica de Tapices con el escudo de la ciudad (tres castillos de plata llave de oro) que viajó con Don Felipe y Doña Letizia en el avión del Gobierno.

Publicidad

Otro plato fuerte de la jornada será el encuentro-almuerzo del Rey con 18 empresarios españoles que tendrá lugar en la nueva residencia del embajador de España en Cuba. Actualmente la economía cubana está sufriendo un estrangulamiento producido por la escasez de divisas del Gobierno (que ha provocado impagos por valor de 350 millones de euros a empresas españolas) y el recrudecimiento de las sanciones a empresas que operan en Cuba impulsadas por la Administración Trump. Cinco de las 18 empresas que están siendo sancionadas son españoles.

Publicidad

Los Reyes presidirán esta tarde (madrugada hora española) la presentación de un libro sobre el aniversario de la fundación de la ciudad con laminas diseñadas por Javier Mariscal y editado por Acción Cultural Española. Durante el evento en la Embajada española se descubrirá una maqueta con el proyecto del nuevo edificio del Consulado de España en La Habana. Tras un encuentro con la sociedad civil cubana en el que no estará representada la disidencia democrática, los Reyes regresarán al Palacio de los Capitanes en la Plaza de Armas para asistir a la cena de retribución ofrecida por Don Felipe y Doña Letizia, acto al que acudirá el presidente Díaz-Canel.