Un socio de Oriol Pujol donó 50 euros y se los desgravó en Hacienda

Alsina, empresario implicado en la trama, cedió el dinero a una gala benéfica de TV3 contra lesiones cerebrales

Oriol Pujol, secretario general de Convergència Democrática de Cataluña
Oriol Pujol, secretario general de Convergència Democrática de Cataluña

Entre tanta conversación en la que se habla de negocios supuestamente fraudulentos para tratar de amañar el concurso de varias estaciones ITV en Cataluña, el sumario del «caso de las ITV» recoge también situaciones anecdóticas. Es el caso de la transcripción que data del 19 de diciembre de 2010 realizada por Sergi Alsina Jiménez, uno de los principales empresarios implicados en la trama, y que en ningún caso tendría relevancia para el caso, pero en la que Alsina llama al programa solidario «Maratón de TV3» para efectuar una donación de 50 euros.

En la conversación telefónica, de apenas dos minutos de duración a las 22:42 horas de la noche, Alsina comunica a la teleoperadora que desea realizar una donación por ese importe, para lo cual no tiene reparos en dar su número de tarjeta y número de móvil, aunque a nombre de «Eric Alsina». Incluso, al ser cuestionado por el NIF de una empresa y una dirección para poder solicitar el certificado de la desgravación de Hacienda, no duda en ofrecer uno para que así fuera.

En su edición de 2010, el programa buscaba recaudar fondos para luchar contra las lesiones medulares y cerebrales, y durante las 15 horas de gala que presentó Albert Om se contaron las experiencias de 22 personas que padecieron este tipo de enfermedades. Una gala solidaria que fue seguida por más de tres millones de espectadores y en la que se consiguió el récord de recaudación hasta ese momento con 7.246.114 euros. Se trata de una iniciativa que se remonta a 1992 y que ha acumulado una recaudación cercana a los 90 millones de euros para buscar nuevos métodos de lucha contra el cáncer, la diabetes o alzhéimer, entre otras enfermedades.

Sergi Alsina,responsable máximo de Alta Partners, además de amigo y compañero de estudios en el IESE de Oriol Pujol, fue detenido el pasado marzo junto a otras cuatro personas por su relación con una presunta trama de concesiones de ITV en Cataluña, en la que, según varios informes del Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA), era el hombre encargado de «coordinar y organizar la actuación de todos los investigados en la trama» y «especialmente era el hombre encargado de proporcionar los contactos políticos necesarios», contacto que básicamente se concretaba en la figura del secretario general de Convergència Democrática de Cataluña (CDC).