Unos 60 inmigrantes entran en Melilla tras efectuar varios saltos a la vez

Varios inmigrantes que consiguieron hoy acceder a Melilla se dirigen al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI)
Varios inmigrantes que consiguieron hoy acceder a Melilla se dirigen al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI)

Alrededor de 60 inmigrantes de origen subsahariano, en su mayoría procedentes de Mali, han conseguido hoy acceder a Melilla en una nueva jornada de extrema presión migratoria que ha vivido la ciudad, con varios intentos por diferentes puntos del perímetro.

Alrededor de 60 inmigrantes de origen subsahariano, en su mayoría procedentes de Mali, han conseguido hoy acceder a Melilla en una nueva jornada de extrema presión migratoria que ha vivido la ciudad, con varios intentos por diferentes puntos del perímetro. Según ha informado la Delegación del Gobierno en un comunicado, el primer intento se registró pasadas las 07.00 horas por la zona de Farhana, donde un grupo de unos 150 inmigrantes fue interceptado por las fuerzas marroquíes antes de lograr acercarse al perímetro fronterizo.

Otro grupo similar continuó en paralelo a la valla y realizó varias intentonas por la zona del Río de Oro y en las proximidades de la frontera de Beni Enzar.

Ha sido precisamente por este punto, situado al sur del perímetro, por donde un grupo de unos 60 inmigrantes ha logrado superar el dispositivo antiintrusión y, a la carrera, se ha adentrado en la ciudad, una parte en dirección a la Jefatura Superior de Policía y otra rumbo al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI).

Tras entrar en la ciudad, los inmigrantes han recorrido el paseo marítimo, donde muchos se han despojado de sus ropas, incluidos los zapatos en los que algunos llevaban tornillos incrustados, una medida que les facilita sortear la malla antitrepa colocada en la valla.

En el CETI, según ha podido comprobar Efe, algún inmigrante llevaba todavía los garfios caseros que emplean para superar el mallazo colocado este verano, que impide introducir los dedos, al tener unos agujeros de reducidas dimensiones.

Según la Delegación del Gobierno, la estrategia “muy organizada” de protagonizar varios intentos desde un extremo a otro de la frontera de Melilla es lo que ha permitido el “éxito de este nuevo asalto masivo”, en el que no se ha registrado ningún herido.

Esta institución ha reiterado el “riesgo” que conlleva este modelo de inmigración irregular, basado en “asaltos masivos y a la fuerza” a la valla de Melilla, con considerable peligro para los propios inmigrantes y los guardias civiles asignados a la custodia y defensa de la frontera sur de Europa.

“Es un modelo de inmigración al que no podemos ni debemos resignarnos, que sólo favorece a las mafias que trafican con seres humanos y que empuja a los emigrantes a situaciones límite y dramáticas”, afirma el delegado del Gobierno, Abdelmalik El Barkani, en el comunicado.

Asegura el delegado que los inmigrantes, una vez acceden a territorio europeo, lejos de poder insertarse y regular su situación, se ven abocados a “la marginalidad y la clandestinidad en la mayoría de los casos”.

El Barkani dice que la presión migratoria sobre Melilla “se recrudece” cada vez que se inicia un “debate tendencioso y parcial” en el que se pone en tela de juicio la actuación de la Guardia Civil en la defensa de la frontera.

“Este tipo de debates, a base de manipulación y demagogia, debilitan nuestro sistema y fortalecen únicamente a las mafias que promueven este modelo de inmigración de asaltos masivos y a la fuerza”, concluye el delegado del Gobierno en Melilla