Velasco pide quedarse de refuerzo de García Castellón hasta agosto

El nuevo juez de «Púnica» y «Lezo» respalda la medida para lograr una «transición tranquila».

El nuevo juez de «Púnica» y «Lezo» respalda la medida para lograr una «transición tranquila».

El magistrado Eloy Velasco quiere quedarse en el Juzgado de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional como juez de refuerzo de su sustituto, Manuel García Castellón –que se incorpora el próximo lunes–, hasta el 31 de julio. Así se lo ha hecho saber, según confirmaron fuentes jurídicas, al presidente de la Audiencia Nacional, José Ramón Navarro, quien previsiblemente trasladará ahora esa petición al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) a través de la Sala de Gobierno del citado tribunal. La iniciativa cuenta con el respaldo del propio García Castellón, quien como informó LA RAZÓN tenía intención de solicitar un magistrado de refuerzo nada más hacerse cargo del juzgado para poder hacer frente a la elevada carga de trabajo. Según esas mismas fuentes –que explican que de este modo se conseguiría una «transición tranquila» en la instrucción de las alrededor de 80 causas que mantiene abiertas Velasco, entre ellas los casos «Púnica» y «Lezo»–el hasta ahora titular del Juzgado de Instrucción número 6 también ha propuesto que a partir de esa fecha se adscriba a García Castellón un juez de refuerzo. Alejandro Abascal, que ya cumplió esa función con Velasco durante nueve meses (hasta diciembre del año pasado), es el preferido de García Castellón, pero esa decisión dependería, en todo caso, de la Comisión Permanente del CGPJ (a quien la Audiencia Nacional debe presentar una terna de candidatos).

Velasco fue designado el pasado mayo como magistrado de la nueva Sala de Apelación de la Audiencia (encargada a partir de ahora de revisar las sentencias dictadas por la Sala Penal de este mismo tribunal). Pero únicamente podrá revisar aquellas causas incoadas a partir de diciembre de 2015, por lo que las primeras sentencias no llegarán hasta esta Sala, previsiblemente, hasta finales de año. Esta ausencia de carga de trabajo explica, en buena medida, la petición de Velasco de continuar en su juzgado echando una mano a García Castellón hasta el 31 de julio, cuando el magistrado comenzará sus vacaciones. De hecho, al otro magistrado elegido para la Sala de Apelación, Enrique López, se le ha prorrogado su adscripción a la Sala de lo Penal pues forma parte del tribunal que juzga el «caso Pretoria».

Los asuntos de los que se haga cargo Velasco (previsiblemente los que entren a partir de ahora en el juzgado) dependerá, en todo caso, de lo que decida el nuevo titular.

Ya en septiembre, Velasco tiene muchas papeletas para incorporarse provisionalmente a alguna de las cuatro secciones de la Sala de lo Penal, que preside la magistrada Concepción Espejel, hasta que empiecen a llegar a su nuevo destino las primeras sentencias recurridas en apelación.

La presencia de Velasco, según fuentes jurídicas, garantizaría un traslado ordenado de los procedimientos en curso y serviría, además, para poner al corriente a García Castellón del funcionamiento de las guardias (su juzgado entra de guardia precisamente del 17 al 23 de julio), «para que vaya habituándose a esa mecánica» tras 17 años fuera de la Audiencia.