Moreno a Podemos: "Yo no me puedo comprar una casa de 600.000 euros"

Teresa Rodríguez advierte de que no apoyará un gobierno de "ricos". Vox insiste en que su apoyo al PP no es un "cheque en blanco"

El candidato del PP a presidir la Junta de Andalucía, Juanma Moreno
El candidato del PP a presidir la Junta de Andalucía, Juanma Moreno

Teresa Rodríguez advierte de que no apoyará un gobierno de "ricos", mientras Vox insiste en que su apoyo al cambio no conlleva un "cheque en blanco".

Adelante Andalucía -la marca de Podemos e IU junto a colectivos andalucistas- luchará con el PSOE por liderar la oposición en el Parlamento de Andalucía. Por ese motivo, la agitación social y el discurso duro serán sus ejes de actuación en los próximos meses. Teresa Rodríguez ha asumido la portavocía de su grupo -una labor que se intercambia con Antonio Maíllo- para reseñar que votarán “no” a la investidura de Moreno por cuatro motivos: el nuevo Gobierno pone en riesgo de la autonomía; está orientado a complacer “a los ricos”; está “entregado a la extrema derecha”; y “no son cambio sino reacción”.

Precisamente, su ataque a «los ricos» ha dado pie al líder del PP, Juanma Moreno, a recordar a Teresa Rodríguez el "casoplón"que sus "jefes", Pablo Iglesias e Irene Montero tienen en Galapagar: "Yo no puedo gastarme 600.000 euros en una casa".

La primera intervención de un diputado de Vox en el Parlamento de Andalucía -y en cualquier cámara del país- sirvió para reivindicar la “constitucionalidad” del partido que lidera Santiago Abascal. El portavoz de Vox en el Parlamento, Francisco Serrano, confirmó su apoyo a Juanma Moreno para presidir la Junta aunque le aclaró que eso no significa “un cheque en blanco”.

El ex juez Serano reivindicó que “Vox ha sido la alternativa democrática que ha propiciado el cambio en Andalucía” y aseguró que “hemos sido la fuerza que ha puesto fin al régimen socialista”

El líder de Vox en Andalucía apuntó que “somos el partido que hemos venido a ocupar el vacío existencial del arco parlamentario” y que han recibido votos de personas “con ideas de derechas, otros de izquierda y otros de la abstención”.

Se esperaba con interés su intervención sobre la posición de su formación sobre las leyes de perspectiva de género. Y Serrano, fiel a su discurso, fue vehemente: “El maltrato es una lacra social que debemos erradicar”, dijo. Eso sí, defendió la postura de su partido, que aboga por derogar la actual ley de violencia de género y sustituirla por otra que proteja “también a hombres, niños, ancianos, homosexuales y lesbianas”

También criticó la ley de memoria histórica, a la que definió como un “ejercicio de manipulación intelectual”. “Hay que tener memoria de la historia y no amnesia”, dijo.

Serrano criticó las manifestaciones de colectivos feministas en el día de ayer y se dirigió directamente a Susana Díaz para aclararle que en “agosto de 1999 yo estaba defendiendo a las maltratadas mientras usted defendía el derecho de los jóvenes a hacer botellona”. Además, apuntó que “el número de feminicidios no ha dismunuído y sí ha servido para mejorar la calidad de vida de muchas asociaciones”.

Sobre la inmigración, defendió que “se aplique la vigente ley de extranjería haciendo posible la expulsión de 52.000 inmigrantes ilegales” que tiene contabilizados la policía en Andalucía.

“Hemos venido para quedarnos y hacer efectivas esas demandas. No tenemos miedo y tenemos derecho a exponer nuestras ideas”, sentenció.