Actualidad

Estos son los servicios mínimos para la huelga de Ryanair

Fomento protege el 100% de los vuelos con las islas y entre el 35% y el 57% del resto

Puestos de facturación de Ryanair / REUTERS
Puestos de facturación de Ryanair / REUTERS

Como ya ocurrió con las huelgas convocadas en los meses de julio y septiembre del año pasado, la falta de acuerdo entre Ryanair y sus sindicatos ha obligado al Ministerio de Fomento a fijar los servicios mínimos de cara a la huelga que los tripulantes de cabina (TCP) de la aerolínea realizarán los próximos días 8, 10 y 13 de enero.

Los servicios mínimos decretados, que se aplican sobre las operaciones que la compañía ha declarado como afectadas por la convocatoria en el día de la huelga, incluyen todos los servicios cuya hora de salida programada fuera anterior al inicio de la huelga y cuya llegada prevista se produzca en el periodo de huelga. Además, obligan a la compañía a garantizar el 100% de los vuelos con las islas y el 35%, redondeado por exceso, de los servicios de transporte de pasajeros de la compañía para cada ruta con ciudades españolas peninsulares cuyo medio alternativo de transporte público signifique un recorrido con un tiempo de desplazamiento inferior a cinco horas. También establece unos servicios mínimos del 57% de los servicios de la compañía para cada ruta con ciudades españolas peninsulares cuyo medio alternativo de transporte público signifique un recorrido con un tiempo de desplazamiento igual o superior a 5 horas, y para cada ruta con ciudades extranjeras.

Fomento también ha establecido que la compañía Ryanair, así como las empresas de trabajo temporal Crewlink y Workforce, a través de las cuales están empleados muchos de los trabajadores convocados a los paros, deberán adoptar “las medidas necesarias para garantizar que estos servicios esenciales se presten en las condiciones habituales, manteniendo para ello el personal estrictamente necesario para cada periodo afectado por la convocatoria, salvaguardando en todo momento la seguridad”.

Por último, la resolución establece que la compañía aérea deberá adoptar todas las medidas necesarias para garantizar de forma “estricta y rigurosa” los derechos de los pasajeros afectados por la convocatoria de huelga, en particular, lo establecido en el Reglamento comunitario 261/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo de 11 de febrero de 2004, que establece las compensaciones que debe pagarse a los viajeros afectados en este tipo de situaciones.

Los sindicatos Sitcpla y USO han vuelto a convocar paros para exigir a Ryanair que aplique sus respectivas legislaciones nacionales a sus tripulantes de cabina. Además, reclaman que todos desempeñen sus tareas en las mismas condiciones laborales pues, según aseguran, las de los contratados a través de las ETT Crewlink y Workforce son peores.