¿Por qué realizar un estudio del corazón del feto?

La cardiología infantil es el estudio del corazón del feto antes de su nacimiento. Mediante un ecógrafo de alta resolución podemos estudiar la forma y función de su corazón.

La cardiología infantil es el estudio del corazón del feto antes de su nacimiento. Mediante un ecógrafo de alta resolución podemos estudiar la forma y función de su corazón.
La cardiología infantil es el estudio del corazón del feto antes de su nacimiento. Mediante un ecógrafo de alta resolución podemos estudiar la forma y función de su corazón.PIXABAY

La cardiología infantil es el estudio del corazón del feto antes de su nacimiento. Mediante un ecógrafo de alta resolución podemos estudiar la forma y función de su corazón. La doctora María del Mar Rodríguez Vázquez del Rey de TopDoctors, lo explica.

Normalmente se recurre a esta prueba cuando se prevén malformaciones cardíacas en el feto o la embarazada tiene mayor riesgo dar a luz un hijo con alguna malformación cardíaca.

Este riesgo está presente cuando:

  • Existen antecedentes familiares de cardiopatía congénita en la familia.
  • La embarazada sea diabética, sufra infecciones durante el embarazo o enfermedad del lupus.

Se podrá detectar el riesgo a partir de la sexta semana de gestación, aunque se recomienda esperar a la semana 18ª o 22ª para ver la forma del corazón con suficiente calidad.

El método es muy sencillo, de la misma manera que se realiza una ecografía del embarazo. Su duración variará, pero suele alargarse entre 15 y 60 minutos en función de la posición del feto.

Limitaciones de la ecografía

No obstante, no siempre será posible detectar malformaciones cardíacas en el feto. Algunas pasaran desapercibidas prenatalmente y suelen corresponder a defectos menores sin apenas incidencia en la calidad de vida del pequeño.

Por otro lado, tampoco será posible detectar malformaciones de otros órganos. La prueba se limita a evaluar la forma y funcionamiento del corazón del feto.

¿Cómo se tratan los problemas?

Pese a que se detecten anomalías en el feto no se interviene tras el nacimiento del bebé, ya que la mayoría de malformaciones cardiacas no comprometen el desarrollo y bienestar del feto.

Sin embargo, en los casos graves de malformaciones que comprometen la vida del feto se opta por la interrupción del embarazo.

La detección temprana de problemas cardiacos permite elaborar un pronóstico y tratamiento para revertir las posibles complicaciones que puedan surgir tras el parto.