Marie Lise Labonté: “La neurociencia afirma que los primeros años del cerebro son vitales para los niños”

Marie Lise Labonté es una reconocida psicoterapeuta, escritora y educadora canadiense

Marie Lise Labonté es una reconocida psicoterapeuta, escritora y educadora canadiense.
Marie Lise Labonté es una reconocida psicoterapeuta, escritora y educadora canadiense.Marie Lise Labonté

Marie Lise Labonté es una reconocida psicoterapeuta, escritora y educadora canadiense. Ha superado una enfermedad incurable, la artritis reumatoide, mediante un proceso de autosanación, durante el cual descubrió la antigimnasia. Ha desarrollado su propio método, el MLC (Método de Liberación de las Corazas), que se basa en una búsqueda de muchos años y en su experimentación psicosomática y energética. En la actualidad se dedica a compartir su visión del desarrollo espiritual del ser mediante conferencias, talleres y la publicación de nuevas obras. Uno de sus libros más laureados es El niño emocional que habita en ti, de Planeta de Libros, Editorial Luciérnaga, dónde analiza al niño herido que todos tenemos dentro, el niño emocional y da soluciones prácticas para poder liberarse y sanarse de esta influencia. Se aprende a escuchar y dialogar con los Padres Positivos.

-Últimamente todo el mundo desde Ophrah Winfrey hasta Thich Nhat hablan del Niño Interior, usted habla del niño emocional, ¿es lo mismo? ¿Qué significa el niño interior?

-El niño emocional es igual que el niño interior; la dimensión del niño interior pertenece al universo entero. El niño interior es una dimensión arquetípica dentro de nosotros que también encontramos en el universo, como un niño expresando a la vez una dimensión de nuestra personalidad así como una más amplia, la de nuestra alma.

El Dr Carl Jung decía que tenemos un Nino Interior Divino, una dimensión de la suma de las experiencias de nuestra infancia que también es el vínculo con nuestra alma, es el niño interior dentro de toda su sensibilidad, su riqueza, que nos ayuda a relacionarnos con nuestro potencial de sanación.

Jung también decía que tenemos a la vez un niño herido en la dimensión arquetipal, suma de nuestras heridas de la infancia no solo un recuerdo sino la simbolización de una dimensión sensible, afectiva, vulnerable que expresa una o dos, o tres heridas fundamentales.

Es como si tuviéramos 2 niños interiores, el Niño Divino y el Niño Herido. Cuánto mas sanamos el niño herido más se unifica el niño interior y se expresa a través del niño divino….

-Como se expresa el Nino Interior?

-A través del mundo de los síntomas, el niño herido, el niño emocional sufre esguinces, fracturas, enfermedades auto inmunes entre otras… También se expresa a través del mundo de las emociones, hipersensibilidad emocional, pobreza emocional, extremos, manipulación emocional; por ejemplo: alguien que está constantemente dirigido por una cólera, una agresividad a menudo es expresión del niño emocional herido

También puede expresarse mentalmente a través de obsesiones, de fijaciones mentales sobre alguien o algo; o de querer a toda costa ser mimada, amada, sobreprotegida….estas serían su expresión de sufrimiento. Esta dimensión arquetípica se presenta cuando por ejemplo: veo en la tele imágenes de niños raptados esto afectara a mi Niño Interior, una expresión planetaria. O bien otro ejemplo: alguien que tiene una fundación o bien que trabaja para una asociación de niños maltratados esto es para ayudarme a sanar mi Niño Interior.

-¿Cómo reconocer el Nino Interior?

-Observando en nuestra vida cuáles son nuestras reacciones infantiles, o si cuando hay algún acontecimiento o palabra de alguien me enojo, indago en que arreas de mi vida reacciono de manera infantil: ¿Amo de forma infantil? ¿Acaso estoy enfurruñada, entro en estado de mutismo? Esta infantilidad puede manifestarse de varias formas… o por ejemplo: actuó como si tuviera 40 años pero estoy más cerca de los 50, ¿entiendes lo que te quiero decir?

Las repeticiones de la herida, el hecho que inconscientemente me haya separado de mi Niño Interior herido me he separado de mi herida fundamental creando falsas personalidades para adaptarme y sobrevivir, he dejado en mi inconsciente lo que duele, que sigue allí y este es el rol del Niño Interior hacernos volver a contactar nuestra herida.

Todos tenemos uno dentro de nosotros pero, ¿le hacemos caso a aquello que nos susurra? ¿Cómo establecer una relación con él? En general no solemos hacerle caso. El utiliza los síntomas físicos, emocionales o psíquicos para hacerse escuchar y obligarnos a oírlo. Por ejemplo: si estoy en relación de pareja mi niño Interior puede hacerme contactar el niño interior de mi pareja y pedirle que salve mi Niño Interior. Es como si no quisiéramos escuchar nuestro Nino Interior y pedimos a los demás que lo hagan, que se encarguen ellos de el.

-¿Cómo establecer una relación con este niño?

-Simplemente escuchando nuestras reacciones infantiles, haciéndonos conscientes de que a veces tenemos reacciones desproporcionadas como seres adultos. Hay que preguntarse cuál es el elemento desencadenante? Que parte mía dispara tal reacción? Por ejemplo:, si estoy enfurruñada desde hace 3 días, o encerrado una semana en un mutismo, esto se llama el sumergimiento, el niño emocional coge todo el espacio porque quiere que se le escuche

En caso de sumergimiento es importante parar e incluso consultar un terapeuta y darme cuenta que una parte de mí me está controlando, llevando: es que ha llegado el momento de empezar el diálogo.

Se establece una relación con el niño practicando la escucha a través de la meditación, las visualizaciones, el diálogo con la Imaginación Activa (Marie Lise Labonté ha desarrollado un método llamado Imágenes de transformación IT para más información : www. mlc-it.org), el dialogo interior en un estado de relajación, el dibujo...

Hablo mucho de todo esto en mi libro. Como decía el Dr Carl Jung hay que encontrar una forma de simbolizar este niño, de dibujarlo, esculpirlo, sacarlo de mi interior para ir a su encuentro…. una invitación a la creatividad.

-¿Dice que el niño interior también puede sanarnos, explíquenos un poco cómo? ¿Cuál es la parte del potencial que esconde?

-Cuanto más aceptemos esta dimensión infantil interior que no ha madurado, que se ha quedado en su herida, cuanto más la acojamos y le demos amor, más crecerá este niño y podremos acercarnos al Niño Divino que éramos al nacer. Luego la vida, los padres, la educación, las construcciones y formateado de las personalidades, todos ellos nos han alejado del Niño Divino.

-¿Cómo se sabe si estamos frente a un Niño Interior sanado o enfermo?

-Muy simple, el Niño Divino a menudo aparece en nuestros sueños, lo vemos como un niño rubio de pelo ondulado, o bien un niño salvaje moreno o de color de piel diferente pero es libre, salvaje, feliz. Estos sueños nos ayudan a sanar cuando ocurren… por el contrario podemos soñar de niños enfermos o de niños maltratados, o bien que maltratamos o intentamos salvar...

Cuando el niño está sanando se expresa a través de la alegría, la espontaneidad, la risa, la ligereza del Ser. Mientras que el niño aún herido nos arrastra en emociones negativas, repeticiones infantiles pesadas para todo el mundo y ante todo para nosotros

¿Hay una relación entre el alma y el niño interior?

-Pues cuando nuestro niño se sana libera nuestro potencial de sanación, hay reunificación entre nuestra personalidad y nuestra alma, lo que finalmente es el sentido de nuestra encarnación.

-La neurociencia lo ha dicho por activa y por pasiva: los primeros años del cerebro son vitales para los niños. Para un correcto desarrollo en todos los niveles: cognitivo, lenguaje, motor...etc. Pero hay una parte fundamental: las emociones. Un bebé (tomemos que hasta los dos años es un bebé) que no es querido, abrazado...sufrirá en el futuro las consecuencias pero ¿de qué tipo de consecuencias estamos hablando?

-Un bebé no querido es un problema. Dedico un capítulo entero en mi libro sobre el tema de la vida emocional del niño que nace y crece, hablo de hasta qué punto la relación con la madre es importante; con el padre también pero el olfato, las caricias, la voz la piel y el amor de la madre van a contribuir que este niño se desarrolle mejor que un niño maltratado que se convertirá en un pequeño monstruo. El niño abandonado por unos padres demasiado ocupados se volverá tiránico a la edad adulta. O sea que los primeros años en la educación del niño son primordiales y tanto la relación a la madre como al padre son cruciales. El desarrollo afectivo del niño en su totalidad es crucial.

Existen varios tipos de Heridas Fundamentales.

Niño Abandonado. Aunque los padres estén presentes en realidad están ausentes, y el niño deberá desarrollarse sin modelo familiar, sin modelo con un vacío interior; este vacío más adelante puede llevar a compulsiones en la vida adulta.

Niño Rechazado. Los padres están presentes pero por X motivo rechazan al niño: por ejemplo querían un niño o una niña y tienen un hijo del sexo contrario o simplemente no quieren al hijo que han traído al mundo. O bien otro ejemplo muy duro para un niño una de las figuras parentales rechaza al hijo: un niño no reconocido por su valor, a quién solo se le reconocerá cuando se parezca a otro hermano, o cuando estudie tal o tal cosa; solo se le reconocerá cuando haga lo que le digan esto también es una herida…

Niño Maltratado/Abusado/Humillado: es cuando se aplasta, se anula al niño, se le trata como un cero a la izquierda, se le dice que no vale nada

Niño Traicionado: el niño en toda su inocencia y belleza se confía a sus padres y ellos a sus espaldas dicen lo contrario de lo que le dicen a el.

Injusticia: ocurre cuando en una familia se prefiere a uno o dos hijos y el tercero se convierte en víctima o chivo expiatorios, y le dicen “es por culpa tuya que todo va mal” una pura injusticia.

-¿Qué importancia tiene la meditación? Usted ha desarrollado el método de Liberación de las Corazas: el MLC, ¿de qué va esto, en qué consiste?

-Hay varias formas de meditar, yo privilegio la meditación que consiste en hacer el silencio en el interior, la meditación con la cual se intenta calmar el mental y entrar a la escucha de nuestro mundo interior. Una meditación que permita hacer el contacto con nuestro Niño Interior. Que utiliza repeticiones de mantras no nos va a ayudar necesariamente a contactar nuestro Niño Interior porque aunque permita congelar el hemisferio izquierdo del cerebro no establece forzosamente el contacto con el Inconsciente.

El Método de Liberación de las Corazas MLC no es una meditación, es un método psico corporal que utiliza el cuerpo para entrar en contacto con la psique y las emociones. Es otro tipo de herramienta que no es comparable al MLC.

En MLC utilizamos el cuerpo, trabajamos con él. EL cuerpo no MIENTE, es la sede del Inconsciente.

El inconsciente se manifiesta a través del cuerpo, se ubica en él. A menudo con el MLC la gente puede de forma espontánea encontrarse con su Niño Interior porque está allí escondido detrás de sus caparazones, las protecciones que el adulto ha erigido para no sentir el dolor….

Con el MLC aflojamos estas protecciones, les damos una respiración y el niño de pronto aparece. El niño quiere ser reconocido por el adulto que lo lleva dentro. El MLC va a ayudar al Niño Interior a que no utilice los síntomas como forma de expresión, ayuda a la liberación del Niño Interior incluso a su sanación si la persona lo desea. Yo personalmente he utilizado en mi vida la herramienta del MLC y me ha permitido contactar con mi Niño Interior. Desde entonces he ayudado a miles de personas a hacer lo mismo.

El encuentro con el Niño Interior ocurre a partir del diálogo con el inconsciente, cual sea el método escogido mientras permita contactar el Inconsciente será bueno; los que no permitan este diálogo con el Inconsciente serán puramente un ejercicio mental.

-Estamos en la sociedad actual un poco desquiciados porque nos falta la parte espiritual que en otras épocas teníamos como algo seguro? ¿Puede hablarnos de esto?

-Esta parte espiritual por aquel entonces podía vivirse a través de las creencias religiosas que tanto pueden dañarnos pero también nos permiten elevarnos, ofrecer nuestra alma: cuando rezo ofrezco mi sufrimiento a Dios; y como Dios es más grande y poderoso que yo, es un Padre me va a salvar. Hoy en día la gente ha perdido la fe, no importa cual, por esto se encuentran “embarrados” en la materia; por ejemplo: ganar dinero, acumular posesiones, por miedo a seguir el camino interior prefieren el camino tranquilizador, propuesto por la sociedad para estar “bien”.

Está claro que la gente ha perdido su alineamiento, el sentido de la vida porque llevan vidas paralelas a su vida profunda en esta vía de búsqueda de “confort”, de servicios, se han alejado de su poder, de su esencia para transformar su visión de la vida.

Por ejemplo: el Coronavirus está aquí, no voy a transformar esta situación en un “clic”, pero lo que puedo cambiar es mi mirada sobre las dificultades, las pruebas que nuestra sociedad atraviesa en este momento.

-Usted es una mujer cuyo libro despeja muchas preguntas de las que actualmente dudamos. ¿Qué partes más importantes rescataría de este libro y por qué recomienda su lectura?

-Nuestra sanación depende de nuestra capacidad de ser buenos padres para nosotros mismos. A menudo arrastramos la influencia de nuestros progenitores en las dificultades que nos han transmitido, sus condicionamientos, su mirada sobre la vida y utilizamos los padres negativos, o como lo ha llamado el Dr Carl Jung " el complejo parental negativo interior”.

Son los padres exteriores que hemos integrado, de cuyos complejos nos alimentamos etc.… Esto no ayuda el niño porque lo mantiene en sufrimiento. Sin embargo, también tenemos la capacidad de desarrollar lo opuesto, las fuerzas en oposición: tenemos tanta luz como sombra en nosotros o sea que tenemos también Padres Positivos; pero estamos tan alejados de esto que cuando lo menciono en mis conferencias la gente levanta los ojos al cielo perpleja y se pregunta: ¿Qué es eso?

Es la capacidad de desarrollar en sí mismo el ser un buen padre para uno mismo. Hoy he sido una buena madre para mi, he sido un buen padre y justo darle esto mismo a nuestro Niño Interior. Es todo un proceso del cual hablo en mi libro y que no puede ser explicado aquí y ahora; es un proceso de exploración, de trabajo interior y de la capacidad de escoger emociones positivas cuando se presenta la negatividad.

-Usted es de Quebec y los franceses o entorno francés, tienen fama de tener a los niños un poco mejor educados que los españoles, por ejemplo en un restaurante (y lo he visto muchas veces) se comportan de una manera, digamos, menos movida. ¿Cuál es el secreto?

-Claro muchos pueden pensar que esto se logra a base de “palos” cuando no tiene porqué ser así. Es posible y además es lo correcto educar sin gritos ni muchísimo menos pegar pero sí con límites y disciplina.

-Esto es muy interesante porque un adulto que no tiene paz consigo mismo, que no ha sabido romper con un pasado lleno de ira, repetirá los patrones. ¿Verdad? ¿Qué opina de esto?

-Es muy importante poner un marco al niño, un marco que le enseñe los límites de una falta de civismo por ejemplo, o los límites de lo que se puede hacer o no, dónde o cuándo mis acciones hieren a los demás, los limites también en la relación a los padres, el respeto a la figura parental; esto es, lo que observo en los países latinos (no estoy hablando de Francia, ni de Quebec) es que ¡el niño es rey! En Italia es igual, se le deja hacer TODO. No se le impone ningún limite porque el niño en la cultura es rey. No se si te das bien cuenta de la importancia de esto que acabo de mencionar: en estos países se le da demasiado espacio al niño en detrimento al adulto. Es una catástrofe porque el niño toma posesión de la familia esto es el niño rey.

A menudo son padres que han sido educados del mismo modo o sea que repiten este mismo patrón; o bien puede ser que proyecten sobre sus hijos su Niño Interior. Entonces en vez de sanar su Niño Interior y luego de ocuparse de sus hijos de otra forma, van a buscar en sus hijos un amiguito para su propio Niño Interior herido, no sé si me explico…. no tienen consciencia de su vida de adulto porque les dirige su Niño Interior y por tanto se dejan dirigir por sus niños “exteriores” también .

Así funciona la proyección: los padres van a proyectar sobre sus hijos sus heridas, inconscientemente los van a crear a su imagen; por esto durante nuestros seminarios de MLC se les recuerda a los participantes de hacer el trabajo para ellos mismos y no para sus hijos. Empieza por sanarte a ti mismo y luego tus relaciones con tus hijos cambiaran y mejoraran.

Sin duda en Francia se han utilizado bastante mas “los cachetes”, la educación parece mas estricta que en Quebec; por ejemplo en Quebec hay mucho diálogo con el niño, no es que tratemos de hacer del niño un adulto pero se le habla al niño se le intenta explicar las cosas mas que imponérselas.