El verano es la época ideal para iniciar a los bebés en el contacto con el agua

A casi todos los bebés les encanta el agua, les recuerda su etapa en el útero materno

A todos los bebés les encanta el agua, pues han pasado cerca de nueve meses flotando en este medio mientras se desarrollaban en el útero. Por esa razón, los recién nacidos conservan el reflejo de no tragar agua, aunque lo pierden más tarde. Por ello, los expertos recomiendan volver a familiarizar a los bebés con el agua lo antes posible a partir de los 6 meses, cuando ya sostienen la cabeza.

A todos los bebés les encanta el agua, pues han pasado cerca de nueve meses flotando en este medio mientras se desarrollaban en el útero. Por esa razón, los recién nacidos conservan el reflejo de no tragar agua, aunque lo pierden más tarde. Por ello, los expertos recomiendan volver a familiarizar a los bebés con el agua lo antes posible a partir de los 6 meses, cuando ya sostienen la cabeza. Eso sí, los bebés son muy frágiles a elementos como el cloro o el sol por lo tanto lo ideal es que, además de ir fuertemente protegidos con crema solar (mejor pantalla total que protección 50), lo ideal es que se les lleve a la piscina a partir de las siete de la tarde cuando el sol ya no quema tanto. Por supuesto habrá que atender a sus señales y si vemos que no están contentos, que lloran o tiritan es mejor sacarlos y no forzarlos: tarde o temprano todos los niños acaban adorando las piscinas.

En este sentido, desde Bebitus, tienda online para bebés líder en el sur de Europa, aconsejan comenzar la iniciación al agua del bebé en una piscina infantil poco concurrida, pues ofrece un entorno más tranquilo y controlado que una playa. Si el baño es al aire libre, debe aplicarse un protector solar adecuado al bebé (FPS 50+).

Las sesiones de baño tienen que ser de corta duración (unos 10 minutos), porque los niños pequeños pierden calor rápidamente. Después del baño, es necesario lavar al bebé para eliminar el cloro o la sal del agua, que pueden irritar la piel al secarse. A continuación, hay que envolverle en una toalla o capa de baño para que no se enfríe.

Precisamente debido al buen tiempo, el verano es una época ideal para empezar a introducir a los bebés en el agua, siguiendo las precauciones indicadas anteriormente y contando con un aliado que se ha convertido en imprescindible: el pañal bañador.

Por razones de higiene, los pañales bañador resultan obligatorios para bañarse con bebés en las piscinas públicas y su uso también es muy recomendable en las playas. En este sentido, desde Bebitus recuerdan que un pañal convencional no es adecuado para el baño, ya que se hincha y aumenta de peso al absorber agua, aparte de que tampoco garantiza una estanqueidad adecuada que evite los “escapes” inoportunos.

¿Cuál es el mejor pañal bañador?

La generalización del uso de los pañales bañador en los últimos años ha ampliado este mercado considerablemente. Hoy en día los padres y madres pueden elegir entre numerosos tipos de pañales bañador en función de sus necesidades y preferencias.

Los más vendidos siguen siendo los pañales bañador desechables de las marcas líderes del sector como Dodot o Little Swimmers de Huggies®, que ofrecen una amplia variedad de tallas y modelos, decorados con dibujos divertidos. En esta categoría también están presentes Moltex y Chelino, dos fabricantes españoles que progresivamente se han hecho un hueco en el mercado con sus productos. Sean de la marca que sean, conviene recordar que los pañales bañador desechables están pensados para un solo uso, no se deben reutilizar ni lavar en ningún caso y hay que depositarlos en el contenedor gris o negro.

Entre los padres más concienciados con el medioambiente, este año triunfan los pañales bañador reutilizables como los que fabrica la marca Bambino Mio, que pese a su nombre es de origen británico. Estos pañales bañador están fabricados con tela impermeable y se ajustan con un sencillo cordón. Se pueden limpiar fácilmente en la lavadora para volver a utilizarlos y así evitar generar un nuevo desecho con cada baño.

ImseVimse, otra marca especializada en productos sanitarios reutilizables, ofrece asimismo pañales bañador de tela como alternativa a los pañales de piscina desechables. Finalmente, también es posible encontrar en España los pañales bañador reutilizables de Konfidence, una firma inglesa especializada en ayudas para natación.

“La variedad de pañales bañador disponibles en el mercado es cada vez mayor y los padres y madres pueden elegir entre los pañales bañador desechables de un solo uso y los pañales bañador reutilizables para varios usos”, explica Laura Soler, Trade Marketing de Bebitus. “Cada opción tiene ventajas y desventajas, pero lo fundamental es elegir un pañal bañador que se ajuste a las necesidades del niño o niña. Eso permite disfrutar de la piscina o la playa con el máximo confort y seguridad, siempre bajo la supervisión de un adulto y teniendo en cuenta las precauciones de seguridad mínimas”.