Actualidad

Las razones por las que engordamos (y entre ellas está hacer dietas de manera constante)

Antonia González, embrióloga y directora de PsicofertilidadNatural, ayuda a las parejas a mejorar su fertilidad cambiando sus hábitos alimenticios

La industria de las dietas es una grandísimo negocio. El sedentarismo, el cambio de hábitos, así como de cultivos, ha hecho que ahora haya más gente con sobrepeso y este, lo sabemos, es un problema que compromete nuestra salud. Tanto es así que la OMS ya habla de epidemia de obesidad en ´los países más desarrollados. Antonia González, embrióloga, dirige su clínica Psicofertilidadnatural donde hace siempre un estudio exhaustivo de sus pacientes, empezando por su sistema hormonal y sus hábitos alimenticios que, en ocasiones, pueden llegar a comprometer la fertilidad.

-Media España está a dieta y de esa media, la mitad, o no logra adelgazar o lo engorda de nuevo a los pocos meses. ¿No tenemos mucha idea de nutrición?

-Pues a nivel “usuario” la verdad es que creemos que comemos muy bien, pero no es tanto así. En mi consulta de PsicoFertilidad Natural, una parte importante del trabajo que hacemos es ayudar a mejorar la alimentación. De hecho, el cuestionario que les hago en consulta, incluye muchas preguntas sobre pautas alimenticias, y la mayoría de las parejas y mujeres me dicen que se alimentan bien y que comen sano, pero no es así... porque no se trata solo de comer productos saludables, se trata de si eso alimento me sientan bien, porque el mismo alimento puede ser sanísimo para una mujer y poco saludable para otra, dependiendo del problema hormonal del que estemos hablando. Y por otra parte, no solo hemos de tener en cuenta el alimento, también la hora en que consumimos ese alimento, pero además, por supuesto, la cantidad, porque todo en exceso es malo, hasta la lechuga.

-Una ensalada y un filete a la plancha pueden engordar a una persona. ¿De qué depende que unas cosas nos engorden a unos y a otros no?

-Hay un concepto que deberíamos tener todos claro, y es que las dietas no son saludables. Y lo que menos necesita nuestro cuerpo es que le restrinjamos calorías, por ejemplo, la tiroides es la glándula que dirige nuestro metabolismo, un funcionamiento lento de esta glándula, hace que nuestro metabolismo sea lento, y por tanto tenemos tendencia a engordar. Si a una mujer con hipotiroidismo se pone a dieta y toma pocas calorías al día, el cuerpo interpreta que está en “hibernación”, por tanto, el metabolismo se vuelve más lento aún, por lo tanto, cada vez perderá menos peso, y cuando vuelva a aumentar las calorías aumentará de grasa y de peso mucho más rápido.

En PsicoFertilidad Natural tratamos principalmente disfunciones hormonales, y tratamos principalmente a mujeres, y solo con hacer modificaciones en su alimentación, mejoran considerablemente. Resumiendo, no se trata de hacer dieta, una dieta no la puedes mantener eternamente, se trata, bajo nuestro punto de vista, de saber comer y de comer alimentos y no productos. Y por supuesto, previamente haber estudiado a la mujer, su sistema hormonal y su sistema inmunológico, que también es un factor importante a la hora de saber qué tipo de alimentación debe llevar. Y no olvidarnos del sistema nervioso, porque cada vez más buscamos en la comida un sustituto, buscamos un momento de placer o queremos calmar nuestra ansiedad. Una de mis especialidades, además de la Embriología y Análisis clínicos, es la Nutrición y Medicina Ortomolecular, y además en PsicoFertilidad Natural colaboramos con una médico nutricionista, por lo que nos interesa muchísimo la nutrición en la fertilidad.

-Hablemos de las enfermedades autoinmunes. Definición, qué nos hacen en el cuerpo etc

-El tener una patología autoinmune implica que nuestro organismo se ataca a sí mismo, y si tenemos en cuenta la PsicoNeuroInmunología, el sistema inmune está estrechamente relacionado con el sistema endocrino y a su vez el sistema nervioso. Por lo que cuando hablamos de una enfermedad autoinmune no solo está alterado el sistema inmunológico, y es por eso que debemos hacer un tratamiento integral, no solo mirando el síntoma y la punta del iceberg, sino adentrándonos en la relación con todo el organismo, bajo mi punto de vista es la única forma de mejorar una disfunción, desde la raíz.

Y por desgracia vemos todos los días, absolutamente todos los días, mujeres (principalmente) con problemas autoinmunes, unas veces lo saben, y muchas otras, no. Por ejemplo, el hipotiroidismo autoinmune (los anticuerpos de la tiroides atacan a la glándula, inflamándola y destruyendo el tejido poco a poco) cada vez está más presente en nuestra consulta, que a su vez, está también relacionado con problemas de fertilidad y mayor tasa de abortos. Bien, pues las mujeres que lo padecen, la mayoría tienen un problema de base que es un mal funcionamiento del intestino. Y lo mismo nos pasa con las mujeres que tienen endometriosis, otra enfermedad con un fuerte componente inmunológico y hormonal. Casualmente el mal funcionamiento de la pared intestinal es un denominador común en muchas patologías autoinmunes. Y la alimentación es esencial cuando hay este tipo de problemas, por ejemplo, ya hay muchos estudios publicados respecto al gluten, en estos casos. (este y este)

-Los expertos no se ponen de acuerdo con los lácteos. ¿Debemos o no debemos tomarlos?

-Si nos basamos en estudios podemos decir que no es el mejor alimento del mundo. En mujeres con problemas hormonales y autoinmunes, el lácteo no está recomendado, ya que afecta a la pared intestinal haciendo que sea más permeable, y por tanto provoca una mayor disfunción en la patología y los síntomas. Y si nos basamos en la biología tenemos que pensar que somos mamíferos, que debemos tomar leche de nuestra madre mientras somos cachorros, pero ya está, una vez somos adultos no la necesitamos. Pero en nuestro caso, que trabajamos sobre todo con el sistema hormonal, procuramos evitar los lácteos.

-Hablemos de las harinas...

-No podemos decir que las harinas son malas, hemos de entrar en detalle. Por ejemplo, tomar harinas integrales es más saludable, ya que el pico que se genera de glucosa en sangre tras su ingesta es menor, por lo tanto no altera al sistema hormonal tanto como tomar una harina que sea refinada. Pero es cierto que los cereales también han sufrido muchas modificaciones genéticas a lo largo de los años, y el trigo que comíamos hace años no tiene nada que ver con el que comemos ahora. Y es por eso que recomendamos cereales más antiguos, con menos manipulación, como la espelta, el centeno...Y, como decía antes, la cantidad es importante, por supuesto, la alimentación tiene que ser equilibrada, que haya verduras, frutas, carnes, pescados, huevos y carbohidratos, pero no solo las harinas tienen carbohidratos, la verdura también, las legumbres también, por lo que podemos tomarlos, no solo en las harinas. Y si hablamos de carbohidratos en general, también hay estudios que recomiendan reducirlos en enfermedades autoinmunes.

-Qué pasa con los cultivos. ¿Nos están "matando"o es un poco exagerado?

-Bueno, yo siempre digo que vivimos en un mundo tóxico, y que tendremos que aprender a vivir con ello, intentando cuidarnos y seleccionar de la mejor forma los alimentos, pero sin obsesionarnos, porque entonces será peor el remedio que la enfermedad. Pero los estudios están ahí. Cada vez los suelos están más pobres de minerales, por la sobreexplotación, y eso repercute en la calidad del alimento, cada vez las verduras, por ejemplo, tienen menos minerales. Yo te voy a hablar de lo que soy experta, del sistema hormonal y de la fertilidad, y hay un estudio muy reciente que relaciona los productos químicos ambientales (que tomamos a través de los alimentos) y el agua que riegan los suelos (donde crecen esos alimentos), con más problemas de fertilidad, con síndrome de ovario poliquístico, endometriosis y disfunción ovárica. Os aporto el estudio, porque da muchísima información de los efectos reproductivos de BPA (bisfenol A), ftalatos y PFAS (Sustancias Perfluoroalquílicas), y la verdad es que debería preocuparnos. Y otro estudio del 2017 donde relacionan la baja reserva ovárica o fallo ovárico precoz, con los tóxicos y contaminantes ambientales. Personalmente creo que deberíamos preocuparnos, pero sobre todo ocuparnos, porque sí tiene un efecto nocivo para nuestra salud.

-Hablemos de las etiquetas. Qué debemos ver para comer mejor?

-Lo primero que debemos saber es cuál es la mejor alimentación para ti, como te decía anteriormente, según la alteración que tengamos deberemos tener en cuenta ciertas pautas alimenticias. Pero a nivel general, yo recomendaría comer lo menos posible, alimentos que tengan etiquetas, es decir, si es un alimento que ya está manipulado y procesado siempre va a tener menos valor nutricional que un alimento sin procesar. Se trata de comer comida real y no productos. Pero si aun así queremos recurrir a productos, hemos de intentar que el alimento tenga pocas palabras en la etiqueta, cuantas más, peor. Evitar todos aquellos alimentos que contengan E- (se ha visto que son proinflamatorios), evitar el azúcar, que hoy en día casi todo lo procesado lo tiene. Pensamos que no tomamos azúcar porque no la echamos en el café, y no es cierto, los alimentos procesados, la mayoría contienen azúcar y ni lo sabemos, porque no leemos.

¿El azúcar...qué pasa con ella?

-El azúcar la tenemos en la fruta, en forma de fructosa, ¿para qué añadir más? Los carbohidratos también nos aportan azúcares, para qué añadir más? Y si tenemos en cuenta que tomamos demasiados carbohidratos, ¿para qué añadir más? No tiene sentido tomar azúcar, nutricionalmente hablando. Además, como te decía antes, la tomamos sin saberlo...Se publicó un estudio donde comparaban el azúcar con la cocaína.

-Hablemos de la dieta mediterránea. La OMS dice que es la mejor. ¿Está de acuerdo?

-La dieta mediterránea es un ejemplo de alimentación saludable, si entendemos por dieta mediterránea, carne de calidad, pescados pequeños, cereales de calidad (lo dicho anteriormente), verdura, mucha verdura y fruta.

Hace poco la universidad de Harvard aportaba una nueva pirámide de alimentación, en forma de plato y recomienda tomar grasas, sí, las grasas son muy buenas y necesarias, sobre todo para la fertilidad, pero grasas de calidad, aceite de oliva virgen extra, si es de primera presión en frío, mejor que mejor, nueces, aguacate... la grasa es necesaria para el metabolismo. También recomienda que la mayor parte del plato se componga de vegetales, una pequeña parte fruta, un cuarto proteínas y un cuarto cereales integrales. Y este plato podría ser perfectamente adaptable a nuestra dieta mediterránea.

¿Comemos más de lo que necesitamos?

-Es curioso, porque estamos en ambos polos. Como te decía antes, nos ponemos a dieta, eliminamos alimentos necesarios, tomamos alimentos vacíos de nutrientes, y esto no nos aporta nada bueno a nuestro sistema.

Pero cuando hacemos la dieta es porque anteriormente hemos comido más de lo que nuestro cuerpo necesita. Esta es la forma perfecta de volver loco a nuestro organismo. Si en vez de comer demasiado y luego comer demasiado poco, comemos más equilibrado, estaremos más saludables.

Hace unos años, cuando yo estudiaba Nutrición y Medicina Ortomolecular, mi profesor el Dr. Cubrías nos dijo algo muy interesante sobre qué es lo que estamos haciendo mal, por qué engordamos y por qué no estamos saludables y me parece que resume perfectamente toda esta entrevista:

- Por Problemas Metabólicos asociados, que favorecen que aumentemos de peso.

- Cada vez hay más disponibilidad de comida y de tecnología anti movimientos.

- Por Costumbres alimenticias inadecuadas.

- Porque no hacemos actividad física a diario.

- Porque vivimos en estrés crónico y para calmarlo aumentamos la ingesta, además de alterar el eje hormonal.

- Porque no comemos en relación a lo que nos movemos. Importantísimo.

- Porque la comida esta hormonada, llena de colorantes, conservantes, etc.

- Porque comemos las grasas inadecuadas.

- Porque comemos muchos hidratos de carbono ( Pan, Pastas, Arroz, Patatas...)

- Porque la genética no ha cambiado para ajustarse a la actividad del ser humano actual y tenemos los genes de cuando nos movíamos mucho.

- Porque vivimos en un mundo Tóxico y éste afecta nuestro funcionamiento hormonal.

Mejor resumen, imposible...Y como podrás comprobar en la literatura científica hay cientos de estudios publicados, sobre esto y mucho más, solo hay que recurrir a ella para informarse.