Familia

Pantallas móviles y niños con TDAH

Muchos padres de hoy día se sienten abrumados por la cantidad de estímulos que reciben sus hijos desde las pantallas móviles. Pero si hay un tipo de padre que está especialmente preocupado, ése es el que tiene hijos con TDAH y es que estos niños parece que se muestran con más tendencia a no poder soltar las máquinas. ¿Cómo gestionarlo?

Publicidad

Muchos padres de hoy día se sienten abrumados por la cantidad de estímulos que reciben sus hijos desde las pantallas móviles. Pero si hay un tipo de padre que está especialmente preocupado, ése es el que tiene hijos con TDAH y es que estos niños parece que se muestran con más tendencia a no poder soltar las máquinas. ¿Cómo gestionarlo? Manuel Antonio Fernández, el Neuropediatra, lo explica.

¿Es bueno que jueguen con la consola y/o móvil?

Publicidad

Gran y repetida pregunta. No hay una respuesta definitiva. Depende de varios factores:

Publicidad

-Edad

-Dispositivo

-Supervisión

-Gestión por parte de los padres

La Edad es un punto fundamental.

Publicidad

Cuando yo era pequeño, y de esto no hace mucho, las consolas se tenían a partir de los 13-14 años. De hecho, la primera consola que tuve yo fue la conocida SuperNintendo. Costó un dineral, unas 30.000 pesetas de la época. Ese fue mi regalo de Reyes y me pasé meses y meses dándole vueltas para elegir la adecuada.

Las consolas y los videojuegos no son malos por sí mismos, todo lo contrario, pueden servir para entrenar habilidades y mejorar capacidades si se usan adecuadamente. De hecho, si con alguien he jugado yo a la consola ha sido con mi padre. La verdad es que no se le daba muy bien el Fifa pero no me he reído más que esas tardes con el marcándonos goles el uno al otro. Esta noticia te va a interesar “Jugar en grupo a videojuegos en línea favorece la socialización y evita adicciones”. Otra cosa es que la consola esté en la habitación de tu hijo, conectada a internet y sin tener idea de lo que está haciendo. O que use juegos inadecuados para su edad. Da igual que sean de guerra, batallas... todos hemos jugado con pistolas y nadie que yo conozca ha salido disparando de mayor, el tema es que sean ajustados a la edad. En cuanto a los teléfonos móviles, antes teníamos uno ya de universitarios y hoy a partir de 8 o 9 años ya se ven con ellos. Y no solo eso, el ejemplo es fundamental. En mi consulta veo a padres que no pueden dejar el móvil ni siquiera cuando están consultando cómo va su hijo. ¿Cómo quieres que tu hijo haga un uso responsable de móvil o videojuegos si tu no das ejemplo? Evidentemente hay que dar ejemplo pero debes cuidarlo por tu propia salud.

Una cosa es que un chico de 14-15 años tenga un móvil para hablar con los padres, para tener la posibilidad de avisar de algún problema... pero otra cosa muy diferente es que lo tenga para uso libre e indiscriminado. Hay que tener control responsable sobre tus hijos porque son tu responsabilidad, no te olvides y ten cuidado.

El Dispositivo también es importante.

Como he dejado caer antes, no es lo mismo que se trate de una consola que de un móvil (o tablet) o que la consola esté conectada a internet. Las videoconsolas pueden tener una finalidad recreativa y de socialización dentro de la familia cuando se comparte entre hermanos y se busca tiempo para compartir entre hijos y padres. Además, hay juegos constructivos que pueden ser muy ilustrativos para tu hijo y ayudarle a aprender muchas cuestiones relevantes.

De todos modos, debes ser consciente del riesgo que tiene el mal uso y abuso de estos dispositivos en los chicos con TDAH, ya que pueden aumentar los niveles de ansiedad, estrés, impulsividad e incluso agresividad. Hay datos claros al respecto “Los videojuegos causan problemas de atención en los niños“

Los teléfonos móviles tienen un mayor riesgo por el componente social que llevan aparejado. Con esto te quiero decir que el teléfono móvil es una puerta abierta de tu hijo al contacto directo con otros chicos y además, gratis por whatsapp con lo que no les retiene nada al uso indiscriminado, masivo y descontrolado (texto, imágenes, videos...) ¡Cuidado! Pero además de enviar, también se recibe. Y se puede recibir lo mismo con lo que el peligro si no se usa bien es doble. Los chicos con TDAH tiene un alto riesgo de acoso escolar o bullying. Esto es mucho más frecuente de lo que te puedas imaginar. Además, la familia es la última en enterarse. Tu hijo nunca querrá que sepas que le está pasando a él. Para el acoso escolar, los móviles se han convertido en la primer arma de ataque. Directo con envíos... como indirecto, enviando a otros amigos o compañeros datos negativos sobre el chico.

La Supervisión

Este es uno d los puntos fuertes de este asunto. Sea cual sea la edad y el dispositivo del que estemos hablando, es imprescindible que los padres os hagáis responsables de supervisarlo. Esto no quiere decir que haya que estar todo el día encima del chico sino que antes de comprarlo, establezcas, y digo establezcas y no que lo acuerdes o negocies. No lo va a cumplir. Eres tú quien debe establecer las condiciones de uso, diario, horario, duración... Además, puedes usar esas condicione establecidas como moneda de cambio ante tus intereses y su comportamiento.

Es decir, siempre y cuando se cumplan las normas que tu estableces para el uso de la videoconsola o el móvil, lo podrá usar, en caso contrario, no podrá. Además hay muchas formas de gestionar las consecuencias de no cumplir bien los horarios, la duración, pero incluso esos incumplimientos debes ser con tu supervisión para conseguir establecer medidas correctoras. No le puedes dar carta blanca de uso del móvil o la consola porque acaban sintiendo que es un derecho suyo en vez de un privilegio o premio por hacer las cosas bien. Porque digo yo que hacer las cosas bien debe tener unas consecuencias positivas y hacerlas mal debe tener consecuencias negativas. ¿O no? Esto que es tan evidente cuando lo ves así escrito, no siempre ocurre en la vida real. Hay mucho chico acostumbrado a que sus actos no le repercutan ni para bien ni para mal, con lo que el estímulo o la motivación para hacer una cosa o la otra se convierte en “CERO”

La Gestión por parte de los padres

Esta es una parte compleja pero muy importante. Si eres capaz de gestionar adecuadamente el uso de estos dispositivos electrónicos por parte de tu hijo serás capaz de convertir una fuente de problemas en una herramienta para conseguir tus objetivos. Hay varias cosas que les interesan a los chicos con TDAH. Una de ellas es la valoración social de su entorno cercano (amigos, compañeros de colegio...). Esto hace que muchos de los problemas de conducta los tengan en casa en vez de fuera. Fuera son capaces de aguantarse y dentro no hacen tanto esfuerzo. Esto se puede aprovechar advirtiéndole de que informarás al colegio de sus conductas, pero los videojuegos o el móvil también se pueden usar.

Si tienes una planificación de los días que pueden usarlos, con el horario, las condiciones para mantener o perder esos privilegios y has informado de todo ello a tu hijo, puede resultarte mucho más sencillo de llevar siempre que el tratamiento esté funcionando adecuadamente. Un claro ejemplo de la importancia de esta gestión es la reciente noticia aparecida en la Revista de Neurología “Los niños con smartphones o tablets en la habitación tienen peores hábitos de sueño“.

¿Por qué el TDAH facilita el uso y abuso de dispositivos?

En el TDAH hay un problema en el metabolismo de algunas áreas cerebrales. En ellas, hay una serie de neurotrasmisores que se regulan mal por parte del organismo. Estos neurotrasmisores aumentan en determinadas situaciones en las que hay una “gratificación inmediata” importante, es decir, cuando se espera un resultado rápido tras un esfuerzo realizado. Esto explica en parte la sensación que tienes con frecuencia con tu hijo de que las cosas del colegio que no le gustan las hace mal o le cuestan mucho pero que otras que si le gustan, no le cuesten trabajo aunque sena complicadas. En esto interviene la “Motivación“.

Esto se resume en que las cosas que le gustan le resultan mucho más fáciles que las que no gustan y por tanto frecuentemente las rechazan. No es una justificación, es una explicación.

¿CÓMO PUEDE AYUDARLE EL TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO?

Aquí tenemos una situación parecida a la anterior. En mi artículo “El Tratamiento Farmacológico del TDAH” te explico el funcionamiento general de los medicamentos que se usan y además podrás conocer con detalle muchas de sus características.

El tratamiento permite reequilibrar los neurotransmisores cerebrales de manera que no sea tan fácil que aparezca esa respuesta a los factores de “gratificación inmediata” y por tanto, tanta dependencia de móvil y videojuegos.

El proceso que lo provoca es parecido al que sufren los ludópatas con las máquinas tragaperras. Las máquinas ya no pueden tener música, está prohibido, y los casinos o salones de juego no pueden verse desde fuera. ¿Por qué’? Pues porque el mero hecho de ver u oir las máquinas, produce en los ludópatas una elevación de determinados neurotrasmisores cerebrales que hacen que no sean capaces de controlar el impulso de jugar. Esto que empezó considerándose un mal vicio, hoy se sabe que es una enfermedad. Otro caso más extremo es el del consumo de drogas.

De hecho, los tratamientos estimulantes como los que se usan en el TDAH, puede usarse y se usan en los centros de desintoxicación de drogas porque disminuye la sensación de gratificación de las sustancias ilegales y así, favorece que las dejen. Si no habéis caído en la cuenta, pensad como serán de seguros estos tratamientos para el TDAH que se usan en personas que toman alcohol, drogas... (OJO, esto no quiere decir que se deban usar a la vez)

Esto es lo que hay que hacer

Antes de nada recordar una frase que repito mucho: La base es la rutina. Tienes que conseguir que las cosas fluyan y se hagan por rutina si que tengas que estar constantemente desgastando tus energía en luchar para conseguirlas.

-Los videojuegos y los móviles debes ser bien gestionados por parte de los padres

-Su buen uso puede ser beneficiosos para tu hijo y para ti

-Su mal uso puede traerte muchos dolores de cabeza

-Si dedicas tiempo a preparar su llegada y a gestionarlos, las cosas funcionarán

-Nadie nace sabiendo, aprende sobre el tema