Familia

Perdonen nuestras ofensas

La tasa de personas ofendidas por todo es la nueva religión del siglo XXI y, lo que es peor, proliferan como setas