• 1

¿Te has planteado empezar a ahorrar ya para tu jubilación?

Lo ideal es empezar a los 30 años aunque justamente a esa edad se piensa poco en la jubilación

  • Planificarse ahorrando para la jubilación hará que puedas disfrutarla mucho mejor
    Planificarse ahorrando para la jubilación hará que puedas disfrutarla mucho mejor
Madrid.

Tiempo de lectura 5 min.

20 de febrero de 2018. 12:52h

Comentada
Madrid. 22/2/2018

En 2050, según los cálculos de la OCDE, en España habrá 76 personas mayores de 65 años por cada 100 de entre 20 y 65 años o, lo que es lo mismo, en edad activa para trabajar. Un ratio que implica que la propia pirámide poblacional no pueda hacerse cargo del sistema tradicional de pensiones y que pone de manifiesto la necesidad de comenzar a ahorrar desde jóvenes.

Cada etapa de la vida tiene sus gastos pero es importante concienciarse lo más pronto posible de que debemos ser previsores si queremos retirarnos de la vida activa con una capacidad financiera saludable. Cuanto antes empecemos a ahorrar, menos cantidad deberemos reservarnos cada mes y menos esfuerzo nos costará obtener nuestro propio plan de pensiones para el futuro.

Pero, ¿a qué edad es recomendable comenzar a ahorrar para la jubilación? Los expertos financieros señalan los 30 años como el momento idóneo para empezar a llenar la hucha y poder vivir sin agobios durante la edad madura.

¿Por qué los 30? Porque se trata de la edad en la que se alcanza una mayor capacidad financiera, mayores responsabilidades y comenzamos a plantearnos el futuro con más seriedad. Ya se piensa en la posibilidad de adquirir una vivienda, un coche o de tener hijos, etc., y todo ello implica mirar más nuestro bolsillo, revisar nuestras cuentas, ajustar los gastos que se destinan a cada partida y controlar en qué se va nuestro dinero.

No obstante, lo cierto es que a los españoles nos cuesta ahorrar. El 58% de la población se endeuda para llegar a fin de mes y el 42% de los que consiguen hacer crecer el saldo de sus cuentas, sólo ahorra una media de un 7% de sus ingresos.

Y si hablamos de ahorrar para el futuro más lejano, las cifras tampoco son optimistas. Seis de cada diez españoles no ahorra para la jubilación y al menos el 44% de ellos dice que no lo hace porque no puede. O quizás no saben cómo hacerlo.

¿Se puede lograr ahorrar y ser capaces de establecer un plan de pensiones que asegure nuestra jubilación? Estas son algunas pautas que muestran que crear una hucha para garantizarnos una buena pensión en el futuro sí es posible.

- Una forma sencilla de lograr llegar a fin de mes con las cuentas en verde y sacar el máximo partido a tus finanzas es utilizar aplicaciones que te ayuden a gestionar tu economía familiar. Una de las más asentadas en el mercado es Fintonic, un optimizador financiero que ayuda a organizar todas las cuentas bancarias y te dice dónde se va tu dinero. Los responsables de esta herramienta han constatado cambiando algunas “prácticas” se puede llegar a ahorrar entre 2.000 y 5.000 euros al año, dependiendo de los ingresos. Además, la app cuenta con una funcionalidad que ofrece a cada usuario su FinScore, una puntuación entre 300 y 900 puntos que sirve de referencia para conocer mejor nuestro perfil financiero, qué capacidad de endeudamiento tenemos, etc.

- Otra de las claves para comenzar a ahorrar es establecer un presupuesto mensual en el que se especifiquen los gastos fijos y las cantidades que destinaremos a cada concepto. Pero eso no implica que sea necesario dejar de darte un caprichito de vez en cuando. Por ello, debemos establecer una regla que se ajuste a la realidad y destinar más o menos el 70% del salario a los gastos fijos e intentar reservar el resto.

- Distinguir entre deseos y necesidades es básico. Es bastante habitual que nos dejemos llevar por nuestros impulsos a la hora de realizar compras pero tenemos que saber diferenciar entre aquellos productos y servicios que realmente necesitamos y los que no.

- Revisar detenidamente las facturas de los servicios básicos y asegurarnos de que estamos pagando el servicio al mejor precio puede ayudarnos a aumentar nuestra cuenta bancaria a fin de mes y puede suponer una cuantía importante a final de año.

- Debemos evitar sobre endeudarnos con el pago de préstamos, créditos, etc. que luego nos generen una cuantía considerable de intereses. En este sentido, es imprescindible que seamos conscientes de hasta dónde podemos llegar con nuestro dinero.

- Estar alerta para que no nos la cuelen cuando nos pasen un gasto duplicado o un cobro erróneo, nos puede dar más de una alegría a fin de mes. En este sentido, conocer cuánto gastamos en comisiones e intentar negociarlas puede ser muy beneficioso. Las alertas que ha enviado Fintonic en el último año a sus usuarios sobre comisiones han servido para que recuperaran más de 13 millones de euros por este concepto.

- Otro truco que ayuda a gastar menos y ahorrar más es tener encima el dinero justo en efectivo. Pagar con tarjeta es un gesto que requiere meditar más la compra, por lo que evitar la retirada de dinero del cajero sin motivo previo conllevará que realices menos compras.

- Es cierto que surgen imprevistos y que habrá meses en los que tengas que destinar una mayor cantidad de dinero a ciertos pagos, pero no hay que agobiarse. El objetivo es ser constantes en nuestro ahorro y equilibrar las cantidades de dinero que se destinan a cada partida.

Y, teniendo en cuenta estos consejos, ¿cuál es el nivel de ahorro recomendado? Los expertos financieros aconsejan destinar a este concepto un 20% de los ingresos (50% a gastos fijos y el 30% a gastos personales). En este sentido, un buen colchón financiero es aquel que te permite vivir al menos seis meses sin entrada de capital. Es decir, contar con un importe suficiente en la cuenta que te posibilite pagar los gastos habituales y otros que surjan durante seis meses sin que recibas ningún ingreso en tu cuenta. Si esto es así, es indicativo de que lo estás haciendo bien y que, si sigues por este camino, disfrutarás de una excelente jubilación.

Últimas noticias