• 1

¿Vas a pedir un préstamo para la comunión de tu hijo? Presta atención

El 58% de la población se endeuda para llegar a fin de mes y el 42% de los que consiguen hacer crecer el saldo de sus cuentas, sólo reserva una media de un 7% de sus ingresos.

  • ¿Vas a pedir un préstamo para la comunión de tu hijo? Presta atención
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

28 de mayo de 2018. 12:10h

Comentada
larazon.es.  Madrid. 29/5/2018

El ahorro sigue siendo una asignatura pendiente de muchos españoles. El 58% de la población se endeuda para llegar a fin de mes y el 42% de los que consiguen hacer crecer el saldo de sus cuentas, sólo reserva una media de un 7% de sus ingresos. Fintonic nos da las claves.

Un endeudamiento que se deja notar, especialmente, al hacer frente a un imprevisto o un gasto superior al que estamos acostumbrados. La compra de un coche, la comunión de un hijo, la reforma de la vivienda, irnos de vacaciones u organizar una boda son algunas de las situaciones que nos dejan con el agua al cuello y con el bolsillo temblando. Es en este punto cuando recurrimos a las múltiples opciones de financiación externa (empresas de créditos rápidos, financieras de vehículos, entidades bancarias e incluso proveedores de telefonía, entre muchos otros).

En la actualidad, una cuarta parte de los españoles posee al menos un crédito al consumo, según el Estudio Fintonic 2017 “Créditos al Consumo en España”. Un recurso financiero cuya penetración aumenta a medida que la edad de la población se incrementa. Uno de cada tres mayores de 55 años cuenta con un crédito al consumo, frente a solo uno de cada diez jóvenes entre 18 y 24 años que tiene este tipo de productos. Lo mismo sucede en función de los ingresos. Cuanto mayor es esta variable, más común es recurrir al crédito. Así, entre los ciudadanos que perciben más de 29.000 euros anuales el porcentaje de penetración de los préstamos llega a superar el 33%.

No obstante, pese a la prevalencia de los créditos de consumo en España, aún existe cierto desconocimiento sobre los pasos a seguir antes de solicitar un producto de financiación. ¿Cuáles son las precauciones que debemos tomar? ¿En qué términos nos tenemos que fijar? Estas son, según Fintonic, algunas recomendaciones a tener en cuenta para hacer un uso responsable de la financiación, minimizar los riesgos y evitar llevarnos sorpresas al contratar un producto financiero.

- Busque, compare y si encuentra un crédito mejor, contrátelo. Identificar varias alternativas entre las diferentes compañías financieras y compararlas para elegir la que más se adecúa a nuestras necesidades es primordial. En este sentido, utilizar aplicaciones que hacen ese trabajo por nosotros es una opción muy recomendable que facilita la toma de este tipo de decisiones. Por ejemplo, la app Fintonic, a través de su marketplace de préstamos ofrece al usuario acceso a más de 50 entidades financieras.

- Determinar cuál es el modelo que más se ajusta a nuestras necesidades (préstamos personales, microcréditos, etc.) es otro de los principios básicos. En concreto, los estudios muestran que el 20,7% de los españoles con un crédito al consumo opta por elegir a entidades financieras generalistas (bancos o establecimientos financieros de crédito) como fuente de financiación. Asimismo, los microcréditos tienen mayor penetración entre los más jóvenes: uno de cada 100 españoles entre los 18 y 24 años cuenta con un microcrédito, cuya penetración decrece según aumenta la edad y los ingresos económicos.

- No solicitar más dinero del estrictamente necesario. Cuanto mayor sea el importe que se solicite a la financiera, mayores serán los intereses a pagar a posteriori. Por ello, conviene no demandar una cantidad superior a la que se necesite. En este punto, debemos informarnos detalladamente, por un lado, sobre las tasas de interés que conlleva cada producto financiero y, por otro, sobre cuáles son los plazos que más nos convienen para devolver el préstamo según nuestra situación. Como es lógico, si nos decantamos por un plazo muy largo encarecerá el precio final del crédito.

- Analizar la capacidad de endeudamiento y saber con seguridad que podremos afrontar ese gasto es otro aspecto muy importante. En este sentido, se debe tener en cuenta que una parte del ahorro mensual irá destinado al pago de esta partida, por lo que hay que ser precavidos y no correr el riesgo de sobreendeudarnos. Es posible conocer cuál es nuestro perfil de crédito con el FinScore que ofrece Fintonic, un índice entre 0 y 900 puntos disponible de forma gratuita y anónima para los usuarios de la app. Este índice establece cuáles son las condiciones a las que podemos acceder a la hora de solicitar un producto financiero: cuantía, plazos, tipos de interés, etc. De esta manera, sabremos de antemano cuál es nuestra capacidad financiera y de endeudamiento.

- Conocer bien toda la información durante la tramitación de un crédito es una ventaja a la hora de decidir. Leer todas las clausulas, comprender correctamente las obligaciones, preguntar y aclarar todas nuestras dudas antes de firmar cualquier contrato son pasos imprescindibles al solicitar un préstamo.

Últimas noticias