Ferratus, un vino con alma de mujer

María Luisa Cuevas aporta la pasión en esta bodega de Ribera del Duero

María Luisa Cuevas
María Luisa CuevasLa RazónLa Razón

Ferratus es el buque insignia de la bodega y comparte pódium con Ferratus Sensaciones. Se trata de un Ribera del Duero 100% Tempranillo con cepas de entre 60 y 80 años en vaso. Tras la recogida de la uva pasa a depósitos de acero inoxidable para fermentación maloláctica en barricas nuevas de roble francés (95%) y americano (5%). Su crianza es de un mínimo de 14 meses con una producción limitada a un máximo de 27.000 botellas.

De hermoso color rojo intenso de capa alta, al servirlo en la copa caen lentamente largas lágrimas de glicerina, que hablan de la alta calidad del vino. En nariz, se descubren aromas de fruta roja y negra y, trae recuerdos de los caramelos de violeta de nuestra infancia. Su paso por barrica, siempre sutil, aporta notas de tabaco y chocolate, y le confiere una gran complejidad. Al beberlo despierta una agradable sensación de conjunto, debido a sus taninos aterciopelados, al mismo tiempo que son evidentes su carácter y potencia.

La historia de este vino comienza hace 15 años cuando los hermanos María Luisa y Enrique deciden poner en marcha este proyecto tan deseado por su padre Pedro Cuevas, un reconocido empresario arandino. Si bien es cierto que esta familia no contaba con tradición empresarial entorno al vino también lo es que María Luisa supo rodearse de un gran equipo para afrontar con ilusión este gran reto: crear su propia bodega en la Ribera del Duero y elaborar grandes vinos, los Ferratus.