Los padres de Julen estudian demandar a José Antonio Avilés

El concursante cobró 15.000 euros por las declaraciones que le dieron su oportunidad de colaborar en Viva la Vida

José Roselló y Victoria García, los padres de Julen
José Roselló y Victoria García, los padres de Julen

Después de ponerse en duda su título de periodista, han salido a la luz numerosas estafas y engaños que el concursante de Supervivientes habría realizado aprovechando su condición de ‘periodista’ y su trabajo como colaborador de Viva la Vida.

Al cordobés se le complican las cosas a nivel profesional y jurídico. La campaña de descrédito iniciada en Sálvame contra el último expulsado de Supervivientes pueden provocar que su silla como colaborador fijo en Viva la Vida tenga sus horas contadas. De hecho, ni siquiera sus compañeros en el programa de Enma García, como Kiko Matamoros e Ylenia Padilla, están dispuestos a defenderle.

Tras su paso por Supervivientes 2020 parecía que el cordobés había logrado su objetivo de consolidar su puesto en Mediaset. Su papel de agitador de la isla, que tanto contenido ha dado en Honduras, fue muy alabado por los defensores del formato. Hasta el propio Jorge Javier Vázquez llegó a decirle, el día de su expulsión de los cayos, que “es el colaborador que me gustaría tener en todos los programas que presente en mi vida”.

Y estas palabras del presentador estrella de Telecinco han tenido un inesperado efecto en su propio cortijo: los colaboradores del programa vespertino de la cadena han comenzado a desvelar los oscuros episodios que ha protagonizado el concursante durante su breve carrera como tertuliano. ¿Tienen miedo a que Avilés les quite la silla?.

José Antonio Avilés
José Antonio Avilés

Sálvame se ha encargado de desmontar al cordobés con testimonios de personas anónimas que le acusan de estafar y mentir en nombre de diferentes colaboradores de Telecinco, involucrando en sus estafas a su propio programa y al director, Raúl Prieto.

Tras supuestamente comprar unos cuadros en una tienda de decoración de Córdoba que Avilés aseguró que “iba a pagar la producción de Viva la Vida”, una empresaria de moda, Mari Paz, contó cómo el colaborador le llamó para pedir entre “20 o 30 prendas de ropa al mes” para publicitar la marca en el programa de Enma García. Este vestuario, finalmente, no apareció en pantalla, y Avilés decidió echar la culpa al equipo del programa.

José Antonio Avilés en el programa "Viva la vida"
José Antonio Avilés en el programa "Viva la vida"Instagram

El colaborador que aseguraba ser estilista de algunos de sus compañeros de plató y otros famosos como Isa Pantoja o Gloria Camila, utilizó sus nombres para cobrar dinero sin su consentimiento. Sálvame se ha puesto en contacto con muchas personas que aseguraban que Avilés les debía dinero o les había engañado a cambio de ofrecerles servicios de todo tipo: estilismo, management, comunicación, organización de eventos y bodas...

Los testimonios de pequeños empresarios que denuncian las deudas pendientes y presuntas “estafas y fraudes” de Avilés se multiplican aunque hay muchos que, según María Patiño, no han salido a la luz porque “les da vergüenza reconocer que les ha engañado”.

Los padres de Julen y los de Reyes, indignados por el modo en qué el cordobés les engañó para conseguir una entrevista tras las muertes de sus respectivos hijos.

Pero Avilés no sólo habría engañado a sus compañeros y a pequeños comercios utilizando su popularidad y su trabajo como colaborador de Telecinco. Hay dos estremecedoras historias que demuestran sus malas artes como “periodista” y que han indignado a sus compañeros de cadena.

“Avilés llegó a la cadena tras conseguir una entrevista con el padre de Julen”, aseguró María Patiño este miércoles en «Sálvame». Pero la forma de obtener esa exclusiva, que le permitió obtener una silla fija en Viva la Vida, está en entredicho por la falta de ética demostrada por el colaborador. Según se ha sabido Avilés vendió las declaraciones de Jose, el padre de Julen, sin su consentimiento.

Para conseguir esta entrevista, según contó Kiko Matamoros en «Sálvame», Avilés aprovechó que había conocido a un primo de la familia y había conseguido que le presentara a José, padre de Julen. “Tuvo una conversación con el padre of the record [término periodístico que indica que esa conversación no se va a publicar o comentar], ni se habla de publicar ni nada y él transcribió la conversación y la vendió”, dijo el colaborador. A su parecer, Avilés "Fue repugnante, rastrero”.

Según ha relatado Matamoros, el periodista, tras venderlas a una publicación por 18.000 euros, recibió una llamada de Jose, que le recriminaba su actuación. Avilés, entonces, le ofreció darle el importe “íntegro” de lo que había cobrado: “Le hace llegar 6.000 euros, los cuales él declara y Hacienda le quita 1.500 euros, así que al parecer ha cobrado 4.500 euros por una cosa que se vendió sin su autorización, sin su consentimiento y por un importe superior”. Ahora, el padre de Julen, asegura que ha puesto el asunto en manos de su abogada y que investigará lo ocurrido, sin descartar que actúe legalmente contra Avilés.

Según un audio del padre de Julen emitido ayer en Sálvame, “Ya se ha visto cómo es Avilés y lo único que quiero es que nos quedemos tranquilos, como estamos. No quiero tener nada que ver con este chaval. Estamos reuniendo todos los papeles y todas las pruebas para mandárselas a nuestra abogada”.

La familia Reyes, el futbolista fallecido, también fue hostigada por Avilés para conseguir una entrevista.

Pero no sólo los padres de Julen fueron presionados en un momento tan doloroso por Avilés. También la familia Reyes denuncia el hostigamiento que sufrieron por parte del colaborador tras la trágica muerte, en accidente de tráfico, del futbolista y que también le costó la vida a su primo Jonathan Reyes y heridas graves a su primo Juan Manuel Calderón.