Los ángeles de la guarda de Paloma Cuevas

Cristina Yanes y Margarita Vargas son sus más incondicionales, las que más cercan están de ella en esta etapa tan dura de su vida

Cristina y Margarita son sus más incondicionales, las que más cercan están de ella en esta etapa tan dura de su vida. Paloma Cuevas confía en ellas ciegamente, son amigas y consejeras, confidentes para lo bueno y lo malo, las alegrías y las tristezas. Ella les llama cariñosamente “mis ángeles de la guarda”, y lo son con creces.

La ex de Enrique Ponce, Cristina Yanes y Margarita Vargas comparten aficiones y arraigadas creencias religiosas. No son de Misa diaria, pero si de rezo diario. En Madrid se citan todas las semanas y en este primer verano de separación matrimonial de Paloma, no han dejado de llamarla ni un solo día. Es más, Cristina la ha invitado varías veces a la finca “La cetrina” y Margarita ha pasado con ella unos días en Sotogrande.

En la nueva vida de Cuevas, Yanes y Vargas son insustituibles, incluso indispensables, y no será difícil verlas compartiendo jornadas de compras o comidas en el otoño madrileño.