Juan José Hidalgo, el retiro dorado del ciudadano dominicano

A punto de cumplir 80 años, encontramos al presidente de Globalia comiendo con su exmujer en una terraza en la madrileña calle de Jorge Juan

JUAN JOSE HIDALGO EN UNA COMIDA FAMILIAR EL EMPRESARIO  DE AIR EUROPA Y VIAJES HALCON SE HA RETIRADO  A VIVIR A LA REPUBLICA DOMINICANA
JUAN JOSE HIDALGO EN UNA COMIDA FAMILIAR EL EMPRESARIO DE AIR EUROPA Y VIAJES HALCON SE HA RETIRADO A VIVIR A LA REPUBLICA DOMINICANALA RAZONLA RAZON

«Me han arruinado», sentenciaba tono resignado a todo aquel que le quisiera escuchar, mientras paseaba en el stand de República Dominicana en Fitur, la feria de muestras de turismo. Juan José Hidalgo, presidente del Grupo Globalia, gesticulaba enérgico, al no entender «la que se ha montado por un virus que –a su juicio– afecta a muy escaso porcentaje de gente». Ni siquiera su paso por la urgencia de una clínica privada aquejado de Covid-19 le ha cambiado su manera de pensar. El virus le había afectado de manera leve y, aunque que no se temía por su vida, su familia había decidido que se ingresase por ser paciente de riesgo.

Esa misma familia tiene un peso importante ahora en su toma de decisiones. Con ella lo veíamos comiendo hace unos días en la milla de oro madrileña disfrutando del sol en una de las terrazas del restaurante «El Paraguas», uno de los locales de moda de la capital y zona de guardia de los fotógrafos, en busca de una buena instantánea. Algo impensable para Hidalgo hace unos años, absolutamente alérgico a figurar y menos a ser retratado en actos privados en compañía de su familia. Sentado a la mesa con su ex mujer, Eloísa Gutiérrez, con la que se sigue llevando estupendamente, Juan José Hidalgo disfruta de su nueva vida, a punto de cumplir 80 años (soplará velas el 23 de julio) y tras la venta de Air Europa.

El empresario Juan José Hidalgo (d) asiste a la Copa del Rey de Hípica, que forma parte del Longines Global Champions Tour hípico
El empresario Juan José Hidalgo (d) asiste a la Copa del Rey de Hípica, que forma parte del Longines Global Champions Tour hípico FOTO: Mariscal EFE

Una negociación truncada

Covid aparte, los últimos meses no han sido fáciles para Juan José Hidalgo. La crisis por la pandemia voló por los aires la negociación con Iberia por la venta de Air Europa, dinamitando el acuerdo provisional al que ambas compañías habían llegado a finales de 2019 para la venta por 1000 millones de euros; unos meses después la cantidad acordada era rebajada nada menos que a la mitad: 500 millones. Una salida obligada, tras ser rescatada la aerolínea por el gobierno y recibir casi 800 millones de rescate público, acaparando más del 70 por ciento del total concedido por la SEPI. Una salida airosa que ponía un triste colofón a una compañía creada desde la nada, cuando Juan José Hidalgo emigró siendo un joven de 19 años desde su pueblo, Villanueva del Conde (Salamanca), a Suiza con el firme propósito de buscar, como tantos otros, un mejor porvenir para los suyos.

Han pasado 60 años desde aquello, sin embargo Hidalgo no cede en su empeño. Tenaz como pocos, tras la venta de Air Europa abandona el negocio de la aviación para centrarse en el que es desde siempre su otra gran vocación: el sector hotelero. De hecho la visita en Fitur no era de cortesía. Hidalgo estaba allí para anunciar su nuevo proyecto: construir cuatro apartahoteles en República Dominicana. Con una inversión prevista de 165 millones de euros, el salmantino piensa construir 4 nuevos complejos; una en Bayahíbe, otra en Boca Chica y dos en Puerto Plata. Entre todas, sumarán unas 1.000 habitaciones a la gran oferta hotelera del país. Un país que le concedió la nacionalidad en febrero de 2017, tras jurar la Constitución ante el propio ministro de Interior del país. Juan José Hidalgo ha encontrado en esa zona caribeña, el cariño y la atención que echa en falta en las instituciones españolas: «Le he pedido al presidente que me nacionalice aquí. He optado por la nacionalidad dominicana por el amor y los lazos que me unen a este país, a nivel humano y sentimental», explicaba. Su amor era recíproco y venía de lejos, ya que el dueño de Globalia ya fue nombrado Cónsul Honorífico de República Dominicana en Palma de Mallorca.

Juan José Hidalgo sale del tanatorio tras dar el último adiós a Pedro Trapote Mateo, en Madrid (España), a 29 de abril de 2021.
Juan José Hidalgo sale del tanatorio tras dar el último adiós a Pedro Trapote Mateo, en Madrid (España), a 29 de abril de 2021. FOTO: José Oliva Europa Press

Sus vínculos sentimentales están unidos, además, a sus muchos intereses empresariales desde que la compañía aterrizara en República Dominicana en 1986. Gracias a ello, Globalia tiene inversiones en el país caribeño por valor de 370 millones de euros.

Astuto jugador

Además de convertirse en una de las aerolíneas clave en el sector turístico del país, con más de 9 millones de pasajeros en los últimos años, la compañía cuenta con 6 hoteles y más de 3.000 habitaciones ubicadas en los principales destinos turísticos del país, incluido Punta Cana, el principal caladero de turistas de la zona. Hidalgo contempla su vida allí, aparte de un destino perfecto para un retiro dorado, como un mercado propicio para su forma de entender la vida y los negocios que le mantienen despierto. Como astuto jugador de póker que es, Hidalgo da un paso atrás guiado por el instinto y la paciencia –sus cualidades más preciadas–, esperando a la mano que le permita seguir ganando partidas.