Bélgica se viste de largo para la mayoría de edad de su princesa

La Casa Real celebra el 18 cumpleaños de la duquesa de Brabante con una recepción en el salón del trono con jóvenes y autoridades

La princesa Elisabeth junto a su padre, el rey Felipe / EFE
La princesa Elisabeth junto a su padre, el rey Felipe / EFE

La Casa Real celebra el 18 cumpleaños de la duquesa de Brabante con una recepción en el salón del trono con jóvenes y autoridades

Una de las monarquías con más solera del mundo vive hoy un día histórico. La heredera al trono de Bélgica, la princesa Elisabeth, cumple 18 años. La primogénita de los reyes Felipe y Matilde ya es mayor de edad y la Casa Real ha preparado una serie de actos solemnes para celebrarlo. Para empezar el día, han distribuido una serie de fotos oficiales de la esbelta joven, sola y en compañía de su padre.

La duquesa de Brabante ha estado hoy acompañada por otros 80 jóvenes de todas las partes del país nacidos en su mismo año (2001). En el transcurso del acto, estos han pedido un deseo para la princesa como futura Jefa del Estado y también para Bélgica. El salón del trono del Palacio Real de Bruselas, el que se espera que ocupe Elisabeth en un futuro, ha recibido también a miembros del Gobierno y otras personalidades del país, una velada que ha estado amenizada por la música de los violinistas Lorenzo Gatto y Sylvia Huang, ganadores del prestigioso certamen musical Reina Isabel.

Elisabeth ha elegido para su entrada triunfal un vestido tipo blazer de color blanco con un cinturón con el cabello peinado en un semirrecogido y con un sutil maquillaje. A la celebración no han faltado sus hermanos pequeños (los príncipes Emmanuel, Gabriel y Eleonore), sus abuelos paternos (los reyes Alberto y Paola) y su abuela materna, la condesa Komorowska.

El rey Felipe le ha dedicado a su hija unas emocionantes palabras. “Querida Elisabeth, hoy cumples 18 años. Tu madre, tus hermanos, tus abuelos, todos estamos muy felices de celebrar este importante momento de tu vida aquí contigo. Cuando yo llegué a la mayoría de edad, tenía dos preguntas en mente: ¿quién soy? y ¿qué puedo hacer con mi vida? Sé que esas dos preguntas también están presentes en tu mente ahora, como lo están en todos los jóvenes de tu misma edad. Todo joven debe encontrar su propio camino y marcar la diferencia”, ha dicho.