Carmen Lomana: El dinero no se come

  • Lomana viendo el atardecer en Marbella
    Lomana viendo el atardecer en Marbella

Tiempo de lectura 4 min.

24 de agosto de 2019. 01:49h

Comentada
Carmen Lomana 24/8/2019

ETIQUETAS

El día que los habitantes de la madre tierra se den cuenta de que el dinero no se come, cuando se hayan cargado el planeta y todos los recursos, este ser depredador que es el hombre se enfrentará a la desolación y ya será demasiado tarde. Solo existirá la nada y las consecuencias serán devastadoras. En este momento está ardiendo la Amazonía, que genera el 20% del oxígeno que nos mantiene vivos. Estamos viendo arder parte de Gran Canaria y otras muchas zonas como Estepona, que la tengo muy cerca. Lo siento en el alma.

Estamos perdiendo los pulmones de la tierra. ¡Necesitamos soluciones globales ya! Que hagan algo los Gobiernos y organizaciones mundiales, que parece no preocuparles demasiado. Ellos están centrados en mantener su corrupto poder sin darse cuenta de este horror en aras de intereses económicos, porque estos incendios no son casuales y están perfectamente planificados, llevándonos a convertir en inhabitable lo que antes era el planeta azul.

Deberíamos salir todos para protestar y no permitir ni un día más un consumo que no sea sostenible. No comprar nada que esté envasado en plástico, ni en lugares donde usen bolsas de plástico como siguen haciendo los principales almacenes de este país. Intentar que la basura sea reciclable. No tirar comida. Una buena iniciativa de varios restaurantes es ofrecer a sus clientes llevarse lo que no han consumido. O se toman rápidamente medidas o los resultados serán irreversibles. Falta amor y respeto a nuestros animales. Les hacemos sufrir y mueren en los incendios pero también de hambre, al destruir su flora y su medio ambiente. Todo esto se volverá contra nosotros y como les decía, esta sociedad de consumo y derroche irresponsable se dará cuenta que el dinero ni se come ni soluciona el daño causado.

Otro tema que me parece de una falta de seriedad absoluta y un tráfico de seres humanos es los llamados barcos humanitarios como el Open Arms.Todo está organizado y les pagan por las personas africanas que introducen en Europa escudados en ONGs. Cobran muchísimo dinero por los rescates, teniendo perfectamente planificada la llegada de las pateras. Es su negocio cubierto por un cinismo intolerable. Estos inmigrantes no son pobres, ni desheredados de África, ni perseguidos políticos. Estas personas llegan con sus móviles con «roaming», estupenda ropa y zapatillas deportivas, teniendo que pagar por el viaje una cantidad muy alta en África. Dejando entrar a estos ilegales estamos ayudando y favoreciendo las mafias que una vez aquí se dedican a explotarles y en la mayoría de los casos a traficar con droga. Esta es la realidad y al que no le guste tendrá que mirar hacia otro lado. Pienso que estamos viviendo un momento de aletargamiento y apatía ante todo lo que estamos viendo a nuestro alrededor, permitiendo que unos políticos elegidos para solucionar los problemas lleven varios meses cobrando sin trabajar ni pegar palo al agua. ¿Qué necesidad tenemos de mantenerles y que luego nos digan que no hay dinero para las pensiones? Ahí lo dejo.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs