Del bótox al lifting: la adicción de Sarah Ferguson por los retoques

La duquesa de York revela los tratamientos a los que se ha sometido para combatir el paso del tiempo

  • Sarah Ferguson, duquesa de York
    Sarah Ferguson, duquesa de York /

    Gtres

Madrid .

Tiempo de lectura 2 min.

11 de octubre de 2019. 13:24h

Comentada
Elena Barrios Madrid . 11/10/2019

ETIQUETAS

A punto de cumplir 60 años, Sarah Ferguson ha revelado abiertamente su afición a los tratamientos estéticos y cuáles son sus favoritos para combatir el paso del tiempo. La madre de la princesa Beatriz, que estos días anunciaba que en 2020 contraerá matrimonio, y Eugenia, ha confesado, en una entrevista a Daily Mail que ha recurrido a la cirugía en varias ocasiones a lo largo de su vida.

La ex mujer del príncipe Andrés de Inglaterra ha afirmado que lo primero que probó fue el bótox “cuando no había nada más disponible”. pero ahora es adicta al láser “6-Dimension”, una técnica nueva que evita la parálisis del rostro. “No me gustaba en absoluto el aspecto de máscara de cera que me daba el bótox. Soy una persona muy vivaz y me gusta poder expresarme. No soy una gran fan de las agujas, pero también quiero parecer descansada y feliz”, admite.“También he sido un conejillo de indias probando nuevos tratamientos. Ahora me siento feliz de poder hablar abiertamente de todo lo que me he hecho” asegura.

Fergie, como cariñosamente la llaman los británicos, se sometió también a mesoterapia, inyecciones de vitaminas, minerales y aminoácidos para rellenar la piel a lo largo de 2013, antes de recurrir a los tratamientos orgánicos. Después, siguiendo los consejos de la prestigiosa Dra. Mercik, probó los hilos tensores. “Es como un jardín enrejado de guisantes dulces”, explica la duquesa. “Se insertan los hilos debajo de la piel con una aguja fina y sostienen todo. Pensé que iba a ser doloroso, pero no fue para tanto. Mi piel respondió bien. Creo que si miras mis fotos después de haberlo hecho se me ve mucho mejor”.

Además, la duquesa de York explica al diario británica su lucha contra el daño que el sol causó en su piel cuando era una niña. “De pequeña mi madre pensaba que la crema hidratante era un protector solar. Y mi piel se dañó. Por eso ahora nunca todo el sol. Ahora necesito reparar toda esa abrasión. Es por eso que recibí mesoterapia, un cóctel de vitaminas para hidratar la piel y comencé un tratamiento con láser que todavía no he terminado. Espero que todo esté listo para mi cumpleaños”.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs