Actualidad

El manager de Camilo Sesto: “Ahora que ya están sus cenizas en Alcoy, se abre otro melón”

La relación entre Camilín con el administrador y el manager de su padre es “a través de Burofax. Es imposible hablar con él-confiesa Guervos-todo es a través de su abogado”

Las cenizas de Camilo Sesto llegan a Alcoy en medio de la tensión entre su hijo y las personas más cercanas al fallecido

Publicidad

Por fin, con un mes de retraso, las cenizas del mítico Camilo Sesto han llegado a Alcoy, su localidad natal. Allí, le esperaba un sentido homenaje de sus vecinos, que esperaban desde las 6 de la mañana a que se abrieran las puertas del salón de plenos del ayuntamiento de Alcoy, donde se instalaría su capilla ardiente. Todos querían despedirse de uno de los artistas más importantes de nuestra historia musical.

Tal como estaba previsto, a las diez de la mañana del 24 de octubre, comenzaba el homenaje al artista se rindió homenaje al artista en el salón de plenos del ayuntamiento de la localidad alicantina de 'Vivir así es morir de amor' o 'Algo de mí', canciones que forman parte de nuestra memoria colectiva.

Publicidad

Hasta allí viajó ayer su único hijo y heredero universal, Camilo Blanes, quien fue el encargado, de llevar las cenizas de su padre hasta el ayuntamiento Alcoyano. Lo hacía acompañado por el guardián de sus secretos, su representante, José Muro y su madre, Lourdes Ornelas. Allí esperaban que se produjera la entrega los que hasta el fallecimiento de su padre, se habían ocupado de todos sus asuntos, incluidas las disposiciones finales sobre lo que hacer tras su muerte. Guervós, su manager y amigo, así como Cristóbal Hueto, aguardaban junto a las autoridades municipales a que Camilín hiciera entrega de sus restos mortales.

Publicidad

Tal y cómo nos decía ayer mismo Eduardo Guervós, la persona que estuvo al lado del cantante hasta su último suspiro: “queremos estar allí y ver que todo se hace como quería Camilo. Todo este homenaje lo diseñamos al milímetro: sus cenizas en la urna funeraria en el ayuntamiento, fotos de su mejor época y todas las distinciones que le otorgaron en vida al cantante: la llave de oro y la medalla de la ciudad. Cuando veamos que sus cenizas reposan junto a las de sus padres, como él quería, en el columbario de la ciudad ya no pintamos nada más. Nos quedaremos tranquilos, aunque después se abrirá otro melón”- nos anuncia, enigmático, sin querer entrar en más detalles.

Y así ha sido: los restos de Camilo Sesto han sido depositadas sobre la mesa del salón de plenos, adornado con una gran fotografía del artista y junto a la llave de oro de la ciudad que le fue entregada en vida. Sólo queda que la urna repose en un columbario junto a sus padres, ya que tras la venta del mausoleo familiar en 2017, por parte de un hermano de Camilo, depende de su hijo Camilo la construcción de otro recinto funerario a la altura de una figura tan universal y querida.

Sobre este extremo, Eduardo Guervós se desentiende: “Ya todo depende del niño. Se hará lo que él quiera. Nosotros no sabemos que dispondrá finalmente. Nuestra relación con él, lamentablemente, es por Burofax. Es imposible hablar con él- confiesa Guervos- todo es a través de su abogado”.

Publicidad

Camilín, como se le conocía cuando era un niño, agradecía las muestras de cariño que estaba recibiendo y atendía a los numerosos medios de comunicación que se habían desplazado hasta allí. Parco en palabras, aseguró que a partir de ahora sus seguidores podrían ir a rendirle tributo allí y que su padre se sentiría orgulloso del cariño demostrado en este último homenaje por sus fans.

Junto al único hijo de Camilo, también se encontraba su manager, Eduardo Guervos y su administrador y albacea, Cristobal Hueto, encargado de poner en marcha el museo de Camilo en Alcoy. Un proyecto que si no hay contratiempos podría ser una realidad en 2020.El futuro museo que se va a crear con los objetos que dejó inventariados su padre en su testamento y que aún obran en poder de su hijo, tendrán que volver a ser inventariados en las próximas semanas bajo la supervisión de Cristóbal Hueto.

La mala relación entre las personas de confianza de Camilo Sesto, Hueto y Guervós, que han vuelto a verse las caras hoy en Alcoy podría poner en peligro o retrasar el sueño de Camilo Sesto de tener un museo en su memoria en el pueblo que le vio nacer hace 72 años. De hecho, desde la muerte de su padre, Camilo Blanes se ha negado a tener ningún contacto con ambos, obligándoles a dirigirse a sus abogados para cualquier cuestión relacionada con sus últimas voluntades. Entre ellos sólo hay comunicación por burofax por lo que es bastante improbable que se haya producido un acercamiento en Alcoy. Tampoco se sabe si Camilin ha aprovechado su viaje al pueblo de su padre para ver a su numerosa familia paterna que aún reside ahí y con los que no tiene apenas relación.

Una vez acabe este homenaje, a las ocho de la tarde, se procederá a trasladar las cenizas al cementerio alicantino y serán depositadas en el columbario donde reposan las de sus padres, como era el deseo del cantante. Será su hijo el encargado de llevarlas y podrá hacerlo en la más absoluta intimidad, porque a esas horas el camposanto estará cerrado al público.