Gente

Rocío Jurado, la pionera feminista que cobra vida en el Día de la Mujer

Hoy se celebra un concierto en honor a la cantante y a los valores feministas que defendió a lo largo de su carrera

Rocío Jurado
Rocío Jurado

En la noche de este martes, artistas como Rigoberta Bandini, Sole Giménez, Beatriz Luengo, Ruth Lorenzo, Ana Guerra, Bebe o Pastora Soler, entre muchas otras, alzarán sus voces en el Wizink Center de Madrid bajo el lema «Mujeres cantan a Rocío Jurado» en el Día Internacional de la Mujer. Un homenaje dedicado a la voz feminista del siglo XX en el que se versionarán sus canciones más transgresoras, entre las que se encuentra «Lo siento, mi amor», considerado como el primer himno del movimiento a favor de la mujer en nuestro país. Los beneficios de esta gala, que agrupará a miles de personas y será retransmitida en televisión, irán destinados a la Fundación Ana Bella, dedicada desde hace casi dos décadas a la lucha contra la violencia que sufren las mujeres.

Un merecido tributo que va mucho más allá de las innegables cualidades artísticas de la chipionera y que abarca un legado familiar que durante este 8-M está más presente que nunca. Ella era consciente de la dificultad que suponía ser mujer en un mundo en el que los hombres tenían la última palabra. Declarada «folclórica y feminista», «la más grande» ejerció como altavoz de todas aquellas artistas que sufren injusticias solo por su género: «La mujer se expone mucho más en la profesión. La mujer es madre. Yo he tenido que renunciar a ser madre en determinados momentos para servir a mi profesión. Sigue existiendo una gran diferencia en cómo se ve al hombre y cómo a la mujer en cualquier trabajo. Es cierto que la mujer se ha liberado un poco, pero también ha tenido que renunciar a cosas a las que el hombre, no».

LA CANTANTE ROCIO JURADO JUNTO A SU MARIDO EL TORERO JOSE ORTEGA CANO DURANTE LA CONFERENCIA DE PRENSA QUE DIO EN SU CASA PARA COMUNICAR LA ENFERMEDAD QUE PADECIA
LA CANTANTE ROCIO JURADO JUNTO A SU MARIDO EL TORERO JOSE ORTEGA CANO DURANTE LA CONFERENCIA DE PRENSA QUE DIO EN SU CASA PARA COMUNICAR LA ENFERMEDAD QUE PADECIA FOTO: Gtres © KORPA

Sus mensajes reivindicativos, tanto dentro como fuera de sus letras, comenzaron a calar en un público que no acostumbraba a ver a una mujer fuerte, con las ideas claras y dispuesta a cambiar las normas. Ni siquiera dudó en plantar cara a su marido, Ortega Cano, cuando este aseguró en su presencia que el mundo del toro era cosa de hombres. «A mí, tanto machismo, me apabulla. En lo que hay que defender a la mujer, la defiendo. Y eso que dices es exagerado, no me gusta tanto machismo», replicó la cantante.