Gente

Ana María Aldón reivindica su lugar como mujer de Ortega Cano: “No soy Rocío Jurado, pero soy persona”

La colaboradora de ‘Viva la vida’ se ha sincerado como nunca sobre la situación que vive su matrimonio

Ana María Aldón en 'Viva la vida'
Ana María Aldón en 'Viva la vida' FOTO: Mediaset

Ana María Aldón está pasando por una época complicada. El huracán Rocío Carrasco y la emisión de los diferentes documentales sobre la vida de Rocío Jurado y el clan Mohedano han desestabilizado a la colaboradora psicológicamente y ha admitido en directo que no está bien. El matrimonio de Ortega Cano con la chipionera está de mera actualidad y la exsuperviviente tiene que comentar cada fin de semana todos los trapos nuevos que van saliendo sobre la relación.

Toda esta situación ha generado un malestar en el matrimonio de Ana María Aldón y el torero, y la andaluza ha expresado en directo que desea poder hacer planes con su marido y pasarlo bien para no volver a caer en “el pozo de la depresión”, dicho textualmente por ella y admitiendo que no quiere volver a pasarlo mal. Aunque niegue que exista una crisis entre ellos, si ha admitido que se siente aburrida y desanimada en la relación.

Toda esta situación de malestar se inició a raíz de que Ortega Cano se sentara en verano en un plató y admitiese que seguía enamorado de Rocío Jurado, comentario que le hizo mucho daño a su actual mujer. Después de callarse mucho tiempo, Ana María Aldón decidió ponerse en su sitio y reivindicar su lugar en directo: “Yo no soy Rocío Jurado, pero soy persona. Quiero sentir que hago dichoso a mi marido y que es feliz conmigo”, declaró en ‘Viva la vida’ la andaluza.

José Ortega Cano a su llegada al hospital acompañado por Ana María Aldón
José Ortega Cano a su llegada al hospital acompañado por Ana María Aldón FOTO: Jose Velasco Europa Press

La mujer del diestro, en otra ocasión, también expresó su deseo de salir de fiesta y divertirse más a menudo, como cualquier persona. Estas declaraciones tampoco sentaron muy bien en su casa, pero a ella le ha dado igual y ha seguido expresando lo que piensa y sus ansias de disfrutar más de la vida. “Tengo la necesidad de hablar claramente y lo puedo hacer. Espero que algún momento sea mi etapa. Espero que llegue el momento en el que salgamos y disfrutemos”, sentenciaba Ana María Aldón.

La colaboradora espera el momento en el que pueda disfrutar con su marido y de su matrimonio sin conflictos familiares y mediáticos. “Que pueda salir, pueda entrar, pueda hacer una vida que no hemos podido vivir. No estoy desencantada… a lo mejor estoy esperando si no es mi momento… Mi sitio lo tengo, soy la mujer de mi casa. Lo que no quiero es caer en el pozo de la depresión, lo estoy consiguiendo por mi misma”, confesaba Ana María Aldón, anhelando una vida que, de momento, aún no ha conseguido.